🏅 Los mejores préstamos personales de 2019!

Si estás buscando un préstamo personal, te interesa lo que tenemos para ti. Vamos a analizar qué son exactamente y te vamos a explicar qué tienes que tener en cuenta para evitar que te engañen y, de paso, conseguir las condiciones más favorables. ¡Vamos a verlo!

Diferencias entre préstamo y crédito

Muchas personas y empresas, cuando hablan de préstamos se están refiriendo a créditos y viceversa. Por lo tanto, debemos de diferenciar claramente los que es un préstamo de un crédito.

Préstamo es el uso de un dinero que se percibe en su totalidad y el primer día una vez firmada la operación a cambio del pago de intereses y que hay que devolver en una fecha fija. La devolución se puede hacer de forma mensual, trimestral, semestral, anual o total al vencimiento. Normalmente, en los préstamos personales, en la cuota van incluidos los intereses.

Crédito es la obtención de fondos hasta una cierta cantidad a cambio de unos intereses y comisiones determinados, hasta una fecha también determinada para su devolución. En el tiempo acordado, el acreditado puede hacer uso del crédito a su conveniencia, pagando sólo intereses del importe que disponga y por los días utilizados.

Hay multitud de tipos de préstamos personales, dependiendo de nuestras necesidades o del uso que le vayamos a dar al dinero: para comprar muebles, vehículos, electrodomésticos y también para viajes, estudios, comuniones, bodas, etc.

Hay muchas empresas y entidades financieras dedicadas a ofrecer préstamos. Dichos préstamos se pueden solicitar yendo a una oficina bancaria, por teléfono o vía internet. Todos los días vemos y oímos anuncios en televisión, radio o en internet.

Para encontrar estos préstamos basta con visitar un banco, llamar a una financiera o a través de las diferentes páginas web de las entidades que se dedican a conceder préstamos. En estas páginas podremos calcular, introduciendo la cantidad deseada y el plazo de devolución, la cuota que tendríamos que pagar.

Una vez sabido esto, se puede solicitar la operación. Estas solicitudes online suelen tener una respuesta rápida por parte de la empresa.

¿Qué son exactamente los préstamos personales?

Los préstamos personales se conceden a personas físicas con el fin de cubrir diferentes necesidades. Se suelen solicitar para adquirir bienes como vehículos, electrodomésticos, muebles, etc. También para bodas, comuniones, viajes o estudios (máster).

Estos préstamos se formalizan mediante un contrato por el que la empresa o entidad financiera, denominada prestamista, adelanta una cantidad de dinero (principal) a otra persona llamada prestatario, con la obligación de que devuelva el principal en un plazo determinado y a su vez abone los intereses, comisiones y demás gastos pactados derivados de la operación.

Los préstamos personales normalmente están calculados para que su devolución sea mensual. En la cuota resultante van incluidos capital e intereses. Las comisiones, tanto de apertura y estudio, se suelen abonar al inicio de la operación. Más bien, las descuentan del principal al abonar el préstamo. También irá incluido algún seguro de amortización, que se pagará en su totalidad al inicio o irá prorrateado de forma mensual.

Según el importe solicitado y la documentación aportada, puede que, si existe duda en cuanto a capacidad de devolución o solvencia, exijan algún tipo de aval. En ese caso habrá que buscar una persona, bien familiar o amigo, capaz de garantizar el cumplimiento de la operación.

¿Qué tipos de préstamos personales existen?

Existen gran variedad de préstamos y todos adaptados a nuestras necesidades. Estos préstamos, desde que se solicitan, necesitan de un tiempo de estudio por parte de la entidad prestamista. Dependiendo de la cantidad y plazo pueden ser más o menos ágiles en la decisión de aprobación.

Si se aporta toda la información solicitada rápidamente, la resolución se puede obtener antes. Las entidades suelen pedir para el estudio de la operación que justifiquemos la finalidad a que se va a destinar ese dinero.

También nos pueden pedir últimas nóminas o declaración de la renta para comprobar nuestra capacidad de devolución; ver si obtenemos ingresos suficientes para atender nuestras obligaciones de pago.

Si la entidad prestamista tuviese duda en cuanto a la capacidad de devolución del prestatario, podría solicitar algún tipo de aval. Normalmente suelen solicitar que otra persona, bien sea familiar o amigo, garantice en caso de duda el pago, la devolución del dinero prestado.

Tenemos que tener bien claro que cuando avalamos ponemos todos nuestros bienes, dinero, inmuebles, etc., garantizando esa operación. O sea, que, si el prestatario no pagase, el avalista tendría que pagar y si no lo hiciese la entidad podría recurrir a embargar cuentas y propiedades.

Préstamos personales rápidos

Son aquellos préstamos en que la cuantía de dinero a prestar es baja y se puede conseguir cierta flexibilidad en la devolución del importe prestado, por lo que suelen tener un intereses y comisiones más elevados.

Estos préstamos son para personas a las que les urge obtener el dinero. Y se les llama rápidos por la rapidez que la entidad resuelve la operación. Generalmente, el estudio de la operación no dura más que unas horas, o incluso minutos en algunos casos.

Lo mismo ocurren con el ingreso del dinero en nuestra cuenta corriente una vez aprobado el préstamo. En pocas horas tendremos el dinero a nuestra disposición y, en los casos en que tengamos cuenta en la misma entidad con la que trabaja la empresa de préstamos rápidos, podremos disponer de nuestro dinero en pocos minutos.

Préstamos personales sin nómina

Préstamos que se conceden a personas que carecen de nómina, como pueden ser desempleados, pensionistas o autónomos. La cantidad del préstamo suele ser pequeña, sobre los 300€ y a un coste elevado. Estos se suelen devolver normalmente en un plazo de 30 días aproximadamente.

Aunque no tengamos nómina, es muy probable que la empresa que concede el préstamo nos pida algún tipo de justificación de que tenemos ingresos recurrentes, como puede ser la pensión en el caso de los jubilados, la prestación por desempleo en el caso de los desempleados o facturas y declaraciones trimestrales de IVA en el caso de los autónomos.

Préstamos personales sin avales

Avalar es garantizar a alguien ante terceros. Un préstamo personal sin avales es el que se concede a una persona sin necesidad de que otra garantice el cumplimiento de esa obligación de pago. Esto suele ser porque el prestatario puede demostrar que tiene solvencia y genera dinero suficiente para devolver el importe solicitado más los intereses en el plazo predeterminado.

El avalista es la persona que pone en juego todo su patrimonio cuando firma una operación garantizando su cumplimiento. Este es el responsable de pagar la deuda si el prestatario dejase de hacerlo.

Préstamos personales online

Son los que se pueden solicitar y obtener sin la necesidad de personarse en una entidad financiera. La gestión de éstos se hace directamente por internet.

Son multitud las empresas dedicadas a la concesión de préstamos que trabajan únicamente por internet. A ellas hay que sumar que las entidades financieras tradicionales están mirando cada vez más al mundo online, porque ya hay algunas de ellas que permiten contratar ciertos tipos de préstamos a través de internet.

Solicitar y contratar un préstamo online nos permite acceder a muchas entidades con esta operativa. La resolución de estos préstamos suele ser rápida por la entidad prestamista y menos exigentes para su formalización. La gestión suele ser también sencilla y muy ágil, debido a que los trámites no son complejos.

Una vez concedido el préstamo, el dinero lo transfieren a nuestra cuenta bancaria, generalmente en pocos días y horas, dependiendo de la cuantía del préstamo. Además, muchas de estas entidades conceden los préstamos pidiendo muy poca documentación a la persona que pide el préstamo y trabajan casi sin necesidad de rellenar papeleo.

La mayoría de las empresas que ofrecen sus servicios por internet son menos exigentes en cuanto a los requisitos que tiene que cumplir el prestatario para que le concedan el préstamo.

Así pues, si por ejemplo nuestro nombre en el registro de morosos de ASNEF, o queremos pedir un préstamo urgente sin necesidad de aportar avales, lo más probable es que tengamos que contratarlo por internet, ya que es muy poco probable que las entidades financieras tradicionales concedan préstamos a personas que aparecen en ASNEF, o cualquier otro tipo de préstamo tradicionalmente considerado de alto riesgo para la entidad.

¿Necesito un préstamo personal?

Hay ciertos factores a tener en cuenta antes de solicitar un préstamo del tipo que sea, en este caso hablamos de un préstamo personal.

En primer lugar, tenemos que tener claro cuál es nuestra situación financiera. Debemos ser muy fríos y cautos antes de solicitar nada. Hay que tener claro nuestra situación laboral, trabajo, tipo de contrato, los ingresos que obtenemos actualmente y nuestra situación de futuro.

Muy importante es saber a cuánto ascienden nuestros gastos fijos, luz, agua, comunidad, gas, colegios, alimentación, etc. Y también otras obligaciones financieras si existiesen.

Una vez que tengamos claro esto, sabremos si podemos hacer frente a la operación que queremos solicitar. El incumplimiento de algunas de las cuotas hará que nuestros gastos se incrementen por el pago de comisiones, denominadas comisiones de impago de cuota o comisiones de morosidad.

Es muy importante solicitar sólo el dinero que verdaderamente necesitemos. En algunas ocasiones pensamos que si incrementamos el préstamo un poco podremos permitirnos algún capricho, eso es un error. Puede que eso te ocasione más adelante un problema a la hora de poder atender la cuota.

Otro factor a tener en cuenta es el coste total del préstamo, saber cuál es la TAE (Tasa Anual Equivalente), en la que se incluyen los intereses y demás comisiones.

Otros gastos serían, si el préstamo lo concede un banco, el seguro de amortización, tarjetas, etc. Esto sería un suma y sigue.

Si el préstamo lo solicitamos en otra entidad prestamista tendremos en cuenta las características, dependiendo de si es un préstamo rápido, préstamo sin nómina, sin avales o sin garantías. Todos estos puede que nos resulte bastante más caros por las condiciones.

Cuando uno necesita un préstamo personal tiene dos opciones, ir directamente a una entidad bancaria o solicitarlo online.

Si vas a una entidad bancaria a solicitar tu préstamo tienes que hacerte cliente abriendo una cuenta. Seguidamente tendrás que domiciliar tu nómina y los recibos. Tendrás que decir para qué quieres el préstamo, la finalidad.

Si ven que es coherente te pedirán las últimas nóminas, declaración de la renta o cualquier otro documento que justifique tus ingresos. Esto es imprescindible para analizar la operación de préstamo, saber con los ingresos que cuentas para poder hacer frente al pago de las cuotas.

Además, pedirán que demuestres tu solvencia, casi siempre es saber si tienes alguna propiedad para en caso necesario poder embargar. Con toda esa documentación estudiarán la operación de préstamo. Si no tuvieses bastantes garantías, te pedirán avalistas o una garantía hipotecaria.

En cuanto a los avalistas, se ha indicado anteriormente, que serán los que corran con la obligación de pago si tú no puedes. Estos para ser avalistas también tienen que justificar sus ingresos y solvencia.

A parte de ir a una entidad bancaria, puedes solicitar el préstamo personal online. Vía online será menos complicado ya que las exigencias serán menores. En ciertos casos no tendrás que aportar casi documentación, en algunos casos hasta con ASNEF te lo podrían conceder. Por supuesto con una respuesta a tu solicitud mucho más rápida y todo sin salir de casa.

La tramitación de un préstamo online es fácil, rápida y muy sencilla. Existen ya unos formularios que hay que cumplimentar, que los puedes encontrar fácilmente, de distintas empresas prestamistas. El estudio del préstamo lo realizan rápido y brevemente puedes obtener la respuesta, sólo en unos minutos. Si te aprueban el préstamo te harán el ingreso en tu cuenta de la entidad que sea.

¿Cómo encontrar el mejor préstamo personal online?

En primer lugar, hay que saber qué necesitamos y para qué lo queremos. Ver cuál se adapta mejor a nuestra necesidad.

Para encontrar el mejor préstamo sólo tendremos que teclear en Google “Cómo solicito un préstamo online” o simplemente “préstamos online”, a partir de ahí aparecerán varias webs con un simulador ofreciéndonos sus productos. Podremos elegir según nuestra necesidad. Hay préstamos cuya cuantía va desde los 300€ hasta los 60.000€ según la entidad prestamista.

En cantidades pequeñas es más fácil y rápida la concesión debido a que los requisitos son menores.

Todas estas páginas webs tienen sus simuladores para que podamos calcular la cuota.  Las cuotas variarán según el importe y el tiempo de reembolso solicitados.

Hay muchas de estas páginas para buscar préstamos online que nos ayudan a encontrar el que más se adapta a nuestras necesidades. Esto es lo que llamamos buscadores y comparadores de préstamos. Nos facilitan el poder encontrar los mejores préstamos online y comprar con las demás webs todas las condiciones muy rápidamente.

¿Debería usar comparadores o buscadores de préstamos personales?

Es muy importante poder usar comparadores y buscadores de préstamos personales online. Son una herramienta que nos facilita enormemente el trabajo. Con ellos podremos encontrar el préstamo, que más se adapte a nuestras necesidades. Estas herramientas de trabajo son muy ventajosas y muy útiles.

Los compradores de préstamos son páginas web que se dedican a aglutinar toda la información, características, requisitos, etc. que aparecen en las distintas páginas web de las entidades que ofertan préstamos, para, posteriormente, presentarla toda junta y de forma visual y sencilla en una sola página web.

Esto nos facilita mucho la labor, ya que hacen gran parte del trabajo de búsqueda del préstamo por nosotros. Nos permiten comparar los distintos préstamos ofertados de una forma rápida y fácil de entender.

Además, los comparadores de préstamos online nos dan la oportunidad de filtrar los resultados de búsqueda dependiendo de las características del préstamo que queramos contratar y de las necesidades personales que tengamos en ese momento. Ello nos permite centrar nuestra comparativa únicamente en aquellos préstamos que se adaptan a lo que vamos buscando, sin perder el tiempo descartando otras alternativas.

Pero quizá, lo mejor de los comparadores es que nos muestran la información de forma homogénea. Es tremendamente frecuente que las distintas entidades financieras que ofrecen sus préstamos por internet utilicen diferentes términos o expresiones para referirse a lo mismo.

También puede darse el caso de que la información sobre las características de los préstamos este presentada de forma engorrosa o poco entendible.

Así pues, lo que hacen los comparadores es homogeneizar toda esa información y presentárnosla en los mismos términos y con el mismo formato para todas las alternativas que hay en el mercado, permitiéndonos comparar los diferentes préstamos y las distintas entidades de forma sencilla.

¿Son fiables estos comparadores de préstamos?

Que los comparadores tienen una gran cantidad de ventajas y que nos facilitan la vida enormemente es una cosa que está meridianamente clara. Ahora bien, algunos de ellos no son perfectos y en algunos casos muy mejorables. Es decir, no todos los comparadores de préstamos son fiables.

Dentro de que los comparadores son una herramienta útil, pueden estar limitados en cuanto a información, haciendo que la información que nos muestra sea incompleta.

Los comparadores son a fin de cuentas un negocio, no suelen ser una página web altruista que alguien hace por amor al arte. Además, mantenerlos tiene un coste. Así pues, puede darse el caso de que nos encontremos con comparadores que únicamente ofrezcan información de aquellas empresas o entidades que les paguen algún tipo de canon o comisión por aparecer en él.

No obstante, la cantidad de dinero que puedan pagar las empresas por aparecer en el comparador no debe ser muy grande, ya que a un comparador lo que le interesa es ser el mejor de cuantos existen y para eso necesita presentar muchas y buenas alternativas, que a su vez le permitan tener muchas visitas y obtener muchas recomendaciones positivas por parte de los usuarios.

Por lo tanto, no debemos fiarnos en exceso de aquellos comparadores en los que se nos presenten pocas alternativas de préstamos para comparar. Cuanto menor sea la cantidad de préstamos que aparezcan en el comparador, menor será la fiabilidad del mismo, lo que hace poco probable que estamos eligiendo el mejor préstamo de mercado o el que más se adapta a nuestras necesidades en ese momento.

Hemos de tener cuidado también con los comparadores que puedan estar desactualizados. Cada día aparecen nuevas empresas dedicadas a dar préstamos de todo tipo, lo que aumenta considerablemente la competencia en el sector. Este hecho hace que las entidades cambien con frecuencia sus ofertas o presenten algunas nuevas.

Debido a lo anterior, es muy recomendable que una vez que ya hayamos decidido qué préstamo vamos a contratar, nos vayamos a la página web de la empresa o entidad financiera que ofrece el préstamo y comprobemos que todos los datos que aparecen en el comparador son correctos.

En definitiva, lo más adecuado es que visitemos y consultemos varios comparadores, ya que, si nos fiamos del primero que consultemos, puede que no tengamos la información más actualizada posible o nos estemos perdiendo alguna de las alternativas que hay en el mercado en ese momento.

En cualquier caso, los buscadores y comparadores de préstamos son muy útiles, pues nos permiten encontrar toda la información necesaria sobre el préstamo que buscamos. Suponen un gran ahorro de tiempo y nos hacen que encontremos una solución de la forma más sencilla y simple.

¿Cuáles son las mejores entidades para obtener préstamos personales?

Existen muchísimas empresas y entidades financieras dedicadas a gestionar productos financieros. En el caso de los préstamos personales tendremos que tener en cuenta varios factores la hora de decantarnos por una u otra empresa para pedir un préstamo.

Para empezar, teneos que conocer nuestras necesidades. Debemos tener bien claro lo que queremos. Solicitar un préstamo es tomar una decisión importante. Ante todo, lo que debemos hacer es analizar nuestra situación. ¿Cómo estamos en el tema laboral? ¿Tenemos contrato de trabajo? ¿Es fijo o eventual? ¿Por cuánto tiempo?

Respecto a los ingresos y gastos también deberemos hacernos una serie de preguntas. ¿El salario que percibimos es suficiente para afrontar el pago de las cuotas? Pero no sólo hay que pensar en el importe de la cuota. ¿Qué hay de los gastos fijos familiares como los recibos de la luz, el agua o el colegio de los niños, en el caso de que los tengamos?

Es muy importante que pidamos sólo el dinero necesario para atender nuestra necesidad. No hay caer en la tentación de pedir más para gastos superfluos, gastos para viajes o cualquier otro capricho. Todo esto hará que el préstamo se encarezca más, que la cuota se eleve y al final nos cueste más trabajo hacer frente a los pagos.

Una vez analizado lo anterior, buscaremos un préstamo que sea el idóneo para nosotros y que sea el que mejor se adapte para cubrir la necesidad que tenemos. Es decir, que la finalidad sea la correcta y adecuada, porque de ello dependerá que nos cuesta más o menos, ya que muchas entidades financieras tienen diferentes tipos de préstamos según para qué se solicite el mismo.

Hay una enorme cantidad de préstamos que se ofrecen cada día en el mercado, por ello tenemos que buscar entre los que más se adapten a nuestras necesidades y comprar para encontrar el mejor para nosotros.

Puede darse el caso de que la entidad financiera con la que habitualmente trabajos, u otra entidad que en otra ocasión nos concedió un préstamo, ahora mismo no sean las mejores entidades para solicitar nuevamente un préstamo, bien porque nuestra situación personal ha cambiado, bien porque las condiciones que ofrecen esas entidades no son las mejores actualmente.

Las entidades que ofrecen sus préstamos por internet, salvo raras ocasiones, suelen requerir menos información que un banco y sus trámites son más sencillos. Una vez analizada la solicitud de préstamo y conseguido el visto bueno, te transfieren el importe a tu cuenta bancaria en pocas horas o incluso minutos. Lo cual viene muy bien para préstamos que necesitemos con extrema urgencia.

Nuestro principal objetivo a la hora de contratar un préstamo es dar con aquel préstamo que mejor satisfaga nuestras necesidades y lo haga con las mayores facilidades que podamos encontrar para devolver el dinero y al menor coste posible.

Para seleccionar un préstamo, nuestra manera de actuar no de diferir de lo que hacemos cuando creemos que nuestra compañía del gas es muy cara y valoramos cambiarnos a otra empresa.

Del mismo modo que visitamos las páginas web u oficinas de estas empresas en busca de la mejor oferta en base al consumo de gas que tenemos, tenemos que buscar entre las diversas empresas o entidades financieras que se dedican a conceder préstamos hasta hallar aquella que nos conceda el mejor préstamo personal.

Así pues, la mejor forma de hallar el mejor préstamo personal es buscar y comparar entre todas las alternativas que hay en el mercado. Es algo que lleva su tiempo, pero es necesario hacer este trabajo, ya que sólo de este modo encontraremos el mejor préstamo personal para cubrir la necesidad que tenemos.

La verdad es que, si nos concedieran un préstamo al 0% y sin comisiones sería lo idóneo, pero eso es imposible. Las entidades financieras son tiendas de comprar y vender dinero y su negocio se basa en ganar cuanto más dinero mejor. Por eso debemos ser cautos a la hora de elegir y mirar por nuestros intereses.

Así, que ya lo ves, si estabas pensando en adquirir un préstamo personal, tu mejor opción es seguir los consejos que hemos dado en esta guía. De esta forma, estarás seguro de que no te engañan y que obtienes las mejores condiciones. ¿Se te ocurre algo mejor? ¡Cuéntanos tu experiencia!

🏅 Los mejores préstamos personales de 2019!
5 (100%) 1 vote