Tarjeta Viabuy: La mejor tarjeta prepago del mercado!

La tarjeta de crédito Viabuy llegó al mercado para satisfacer la necesidad de aquellas personas que querían contar con la posibilidad de pagar sus compras con tarjeta, pero no podían hacerlo debido a su presencia en algún listado de morosidad. La mayoría de entidades bancarias o financieras rechazan todas las solicitudes de personas que se encuentran en algún fichero como RAI o Asnef.

¿Qué son exactamente las tarjetas de crédito prepago?

Las tarjetas de crédito se han convertido en un objeto que la mayoría de la población mayor de edad suele tener en su cartera. Esta herramienta de pago ha cambiado en los últimos años el antiguo concepto que teníamos de gestionar nuestras finanzas. Por eso, es muy probable que aún no sepamos al 100% que son exactamente.

Son unos trozos de plástico de no más de 86×53 mm en los que se puede leer serigrafiado el nombre del titular, el número de tarjeta y la fecha de caducidad, así como el logo de la entidad que la expide. Además, en el dorso suelen llevar un número de seguridad de tres cifras que tendremos que introducir siempre que hagamos una compra online a través de una plataforma segura de pagos.

Aunque esta sea su descripción física, una tarjeta de crédito prepago es mucho más que eso, ya que permite a su poseedor realizar pagos con ella en cualquier establecimiento, eliminando de la ecuación el dinero en efectivo. Algo que era impensable hace unas décadas, cuando todavía no estaban extendido el uso de estas herramientas de financiación.

Por aquel entonces, tener una tarjeta de estas características era un signo de distinción que se asociaba a personas con cierto estatus social y un alto poder adquisitivo. En sus comienzos, los bancos no se aventuraban a ofrecer una línea de crédito a cualquier persona y únicamente estas personalidades podían permitirse tener una.

El beneficio más importante de estas tarjetas es precisamente la posibilidad de pagar con un dinero que no llevamos encima en ese momento. Para ello, tan solo tendremos que pasar el lector de nuestra tarjeta por el datáfono y automáticamente se descontará del saldo que hayamos precargado con anterioridad.

Es, por lo tanto, como una tarjeta de crédito normal, pero sin la posibilidad de pagar nuestras compras de forma aplazada. Un servicio por el que cobran intereses la mayoría de las tarjetas de crédito del mercado. De esta manera, eliminaremos esa comisión.

Pese a que se trata a un instrumento demonizado por muchas opiniones de expertos, es siempre recomendable contar con al menos una de estas tarjetas. En un momento determinado, puede salvarnos de más de un apuro y es un método muy eficaz a la hora de controlar gastos.

¿Qué características tienen las tarjetas de crédito prepago y online?

La segunda característica de estas nuevas tarjetas de prepago es su componente online. La aplicación de las nuevas tecnologías a estas herramientas es un hecho que ha supuesto un cambio radical en la forma en la que gestionamos nuestras finanzas y en cómo pagamos nuestras compras.

La tarjeta Viabuy es un claro ejemplo de adaptación a la nueva realidad online en la que nos encontramos, ya que únicamente se puede solicitar a través de internet. Algo que podremos hacer cómodamente desde el sofá de casa o desde cualquier lugar en el que nos encontremos, sin necesidad de tener que desplazarnos a ningún sitio físico.

A través de su página web podremos gestionar la solicitud de una forma sencilla, ágil y segura que hará en sólo unos días podamos tener nuestra tarjeta en casa.

Una vez concedida, podremos también gestionar y realizar cualquier operación relacionada a nuestra tarjeta desde el área de cliente. Este servicio online nos permitirá acceder en cualquier momento para consultar todas las operaciones que hayamos realizado con ella, lo que supone también un paso adelante en nuestra seguridad.

Con esta posibilidad, se abre una vía por la que nos sentiremos más seguros ya que, si en cualquier momento nos sustraen la tarjeta e intentan hacer un pago fraudulento con ella, nos daremos cuenta mucho antes que cuando no teníamos la opción de ver en tiempo real los movimientos que realizábamos.

Por otra parte, la tarjeta de crédito Viabuy es una tarjeta de prepago, una nueva forma sencilla de administrar el dinero que tenemos y poder pagar sin llevarlo encima.

Podrás recargar tu tarjeta mediante una transferencia bancaria y contar con el dinero que necesites en todo momento. De esta manera, te olvidarás de las comisiones que cobran otro tipo de tarjetas por descubierto y los intereses que estos conllevan.

Su funcionamiento es muy parecido al de cualquier operador telefónico, ya que sólo tendrás que preocuparte de cargar la cantidad de dinero que quieras gastar en tu cuenta de la tarjeta y utilizarla como cualquier otra tarjeta de crédito.

Puedes pagar en cualquier establecimiento donde acepten Mastercard y tendrás la tranquilidad de que sólo vas a gastar los fondos que tienes disponibles.

¿Es gratis la tarjeta de crédito Viabuy?

La respuesta a esta pregunta es NO, disfrutar de todas las ventajas que te ofrece la tarjeta Viabuy tiene un coste de emisión de 69,90 euros. Si te arrepientes una vez aprobada la solicitud, dispones de un plazo de 21 días en los que podrás cancelarla a través de correo electrónico y se te devolverá este importe. Después de ese periodo de tiempo, esta cuota no es reembolsable.

Por supuesto, no tendremos ningún tipo de comisión al usar la tarjeta en la divisa de la cuenta asociada y también podremos realizar transferencias bancarias ilimitadas de forma gratuita para recargar y sacar el dinero de dicha cuenta.

La emisión de cualquier tarjeta secundaria o adicional será gratuita. Eso sí, tendremos que pagar una cuota anual de 14,90 euros por cada una al igual que unos 19,90 euros cada doce meses por el mantenimiento de nuestra cuenta VIABUY de la que se nutre nuestra tarjeta.

En el uso cotidiano de nuestra tarjeta, también tendremos algunas comisiones típicas de éstas, como un 2,75% de los pagos efectuados en divisas extranjeras. Por retiradas de efectivo en cualquier cajero automático tendremos que pagar 5 euros, a lo que habría que añadir la más que posible comisión que añada la entidad emisora de dicho cajero.

Mientras que las transferencias para la recarga de nuestra tarjeta son gratuitas, al igual que el depósito en efectivo en cualquier banco de España, sí que tendremos que pagar comisiones en otros supuestos al realizar el abono:

  • Para transferencias internacionales nos cobrarán una comisión del 1,75%. Misma cantidad que tendremos que pagar si recargamos nuestra cuenta Viabuy usando otra tarjeta de débito o crédito.
  • La misma cantidad de 1,75% pagaremos si hacemos esta recarga mediante plataformas de pago online como son SOFORT Banking o Trustly.
  • La peor opción para recargar nuestra tarjeta será sin duda la plataforma Paysafecard, mediante la que tendremos que pagar un 8,75% de la cantidad abonada.

¿Se puede obtener una tarjeta de crédito sin cambiar de banco? Con Viabuy, ¡SÍ!

Es bastante difícil, por no decir casi imposible, encontrar en España a personas con ingresos habituales que no tengan al menos una cuenta bancaria a su nombre. Normalmente, nos supone un trauma tener que abrir más cuentas por el simple motivo de contar con una tarjeta de crédito que nos valga como una nueva herramienta de financiación.

Con cada cuenta abierta, los bancos nos ofrecen además la posibilidad, en algunos casos obligación, de tener nuevas tarjetas que en muchos casos nos suponen un compromiso de gasto con ellas como contrapartida a una cuota de mantenimiento gratuita o algún otro beneficio que depende de cada entidad.

Estas nuevas tarjetas ‘sin cambiar de banco’ han supuesto una nueva alternativa que ha tenido mucha aceptación, ya que nos ofrecen en algunos casos mejores condiciones y beneficios que las que llevamos usando toda la vida.

Solo hay que leer la letra pequeña de nuestros contratos para ver que las tenemos gratis por hacer un gasto anual o trimestral con ellas, o por haber domiciliado recibos o nuestra nómina. Pero, ¿qué pasaría si dejamos de cumplir esas condiciones? Seguramente tendríamos que empezar a pagar una cuota anual por tener una tarjeta que no nos ofrece grandes ventajas.

Con la tarjeta Viabuy, tenemos una nueva forma de entender este concepto, ya que no es una tarjeta más del tipo ‘sin cambiar de banco’. Debido a que al obtener nuestra tarjeta necesitamos un respaldo donde tener el dinero que queremos gastar, automáticamente se nos abre una cuenta que se asocia para poder cargar y retirar nuestro disponible.

Por tanto, aunque no hemos tenido que cambiar de banco en ningún momento, sí que tendremos otro IBAN con el que operar para poder usar nuestra tarjeta de prepago.

¿Es la tarjeta Viabuy una tarjeta de fácil aprobación?

Sin ningún tipo de duda, podemos afirmar que el punto fuerte de la tarjeta Viabuy es que nos la conceden de manera casi inmediata y sin tener que rellenar ni aportar páginas y páginas de documentación.

El resto de tarjetas de fácil aprobación que existen requiere de una entrega de documentación y rellenar una solicitud para poder tenerla. En cambio, con Viabuy este trámite se reduce al mínimo.

Gracias a las nuevas tecnologías, podremos entrar a la web y solicitar esa tarjeta desde cualquier lugar que nos encontremos y en el que tengamos acceso a internet. Sólo será necesario tener un ordenador o un smartphone a mano para hacer el trámite en unos minutos y convertirnos en nuevo usuario de la tarjeta Viabuy.

Con la aparición de estas tarjetas de fácil aprobación se ha vivido en España un boom en los últimos años que ha llevado a batir nuevos récords de emisión. En el año 2017, se contaron más de cuatro millones de nuevas tarjetas que han sumado un total de más de 70 millones en circulación, sólo dentro de nuestras fronteras.

Aún no existen datos oficiales del pasado año 2018, pero podemos afirmar sin temor a equivocarnos que el número ha seguido aumentando y se han vuelto a superar los máximos históricos.

Gracias a esto, se puede afirmar que cada año que pasa, España se acerca a la cultura europea del crédito y del uso de este tipo de tarjetas. En otros países como los del Reino Unido o la zona escandinava, está mucho más extendido su uso y en pocos años se puede llegar a dar que el dinero en efectivo se encuentre de manera casi testimonial.

Vete acostumbrando a esta idea, ya que la Unión Europea camina con paso firme hacia la extinción total del ‘cash’. Atrás quedarán los bolsillos llenos de monedas y la espera a que nos den el cambio en cada comercio en el que pagamos. Gracias a las nuevas tecnologías, podremos usar el móvil, el reloj y otros métodos que están por venir, para pagar nuestras compras.

¿La tarjeta Viabuy es una tarjeta de crédito con ASNEF?

La respuesta a esta pregunta es clara y contundente, NO. De hecho, es el punto fuerte de la tarjeta Viabuy, que se ha convertido en la primera alternativa de todas aquellas personas que no pueden obtener tarjetas de crédito de otras entidades por encontrarse en listados de morosidad.

Antes de nada, es bueno saber que cuando hablamos de Asnef, nos estamos refiriendo a la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros. Esta asociación gestiona en España la principal base de datos en la que se recogen los impagos de personas y otras empresas de nuestro país. Es decir, es la propietaria del mayor fichero de morosos.

Para la aprobación de la mayoría de las solicitudes de tarjetas de crédito, es requisito indispensable no encontrarse en estos listados de solvencia patrimonial. Lo que supone que muchas personas tienen serios problemas para obtener una herramienta de financiación como son estas tarjetas.

Para entender este problema, debemos saber que encontrarse en estos listados no quiere decir en todos los casos que hayamos contraído deudas millonarias. Por el simple hecho de no pagar una factura de unos euros, las compañías de servicios pueden incluirnos en Asnef y convertirnos en uno de los integrantes de estos ficheros de impagados.

Es muy habitual tener un conocido o haber vivido en nuestras propias carnes que una compañía telefónica o de electricidad nos haya enviado una factura con una cantidad errónea y que no estamos dispuestos a pagar. En algunos casos, y tras recurrir y tener que pelearnos por teléfono con sus operadores, puede que la modifiquen y se solucione el problema, pero esto no llega siempre a buen puerto.

En el resto de casos en los que la compañía se niega a modificar esta factura y nos negamos a pagar por no estar de acuerdo, suele darse el hecho de que pasemos a engrosar las filas de estos listados de morosidad por unos euros.

Es importante conocer también, que sólo nos podrán incluir en Asnef aquellas compañías que pertenezcan a dicha asociación, aunque viendo quienes forman parte de ellas no es muy complicado que podamos acabar en una. Integran esta asociación de empresas:

  • Bancos y cajas de ahorros que operan en territorio nacional español.
  • Cualquier financiera de consumo que ofrece servicios de financiación en una tienda o establecimiento.
  • Proveedoras de servicios de energía, telecomunicaciones y otros suministros del hogar.
  • Cualquier empresa que, en el desempeño de sus funciones, pueda verse perjudicada por un impago.

¿Qué características tiene la tarjeta Viabuy?

La tarjeta Viabuy se caracteriza por una característica principal, y es que nos encontramos ante una tarjeta prepago que mezcla el funcionamiento de una tarjeta de teléfono prepago y una tarjeta de crédito convencional.

Es decir, podremos saber siempre cuánto vamos a gastar como máximo ya que, en lugar de una línea de crédito convencional, seremos nosotros los que decidamos el límite en función de la recarga que hagamos. En su uso cotidiano, sin embargo, es como una tarjeta de crédito que utilizamos para pagar nuestras compras de forma habitual.

Gracias a esto, nos encontramos con otra de las características más importantes de la tarjeta Viabuy: está libre de verificación de crédito, por lo que te garantizan el 100% de tasa de aceptación y una respuesta inmediata a la solicitud. Se acabaron las esperas para llevarnos el chasco por cualquier motivo de rechazo.

Viabuy no revisa ningún historial de impagos ni está registrada en ningún organismo de verificación de crédito, por lo que será procesada sin verificaciones previas. Podremos solicitarla estando en ASNEF, RAI, Badexcug o cualquier otro fichero de impagados.

En resumidas cuentas, es la tarjeta perfecta para todas aquellas personas que tengan un historial de crédito negativo o que hayan sufrido embargos. Si tienes la cuenta bancaria embargada, puedes ingresar en la cuenta Viabuy cualquier prestación indicando el IBAN proporcionado al dar de alta tu tarjeta.

A pesar de esto, la tarjeta Viabuy cuenta con todas las funciones de banca online disponibles, e incluso se puede decir que es más segura que ninguna. Al separar la cuenta de tu tarjeta con la cuenta bancaria habitual, tus datos personales estarán protegidos ante el robo de identidad o el uso fraudulento. En todo momento mantendrás tu privacidad y anonimato.

De esta manera, podrás olvidar el temor de meter tu número de tarjeta para pagar online en tiendas o webs internacionales, así como en cualquier aplicación móvil o Apple Store, ya que estarás más seguro que nunca.

La tarjeta Viabuy sólo permitirá el pago del dinero que se haya cargado previamente y, por si fuera poco, te notificará por correo electrónico o por SMS cualquier gasto que se produzca.

Estas características la convierten en la opción más elegida por aquellas familias que tienen a algún hijo estudiando fuera o haciendo prácticas internacionales. Tener una tarjeta de prepago reduce el riesgo tanto de perder el dinero en efectivo como de gastar más dinero del deseado por error o por mal uso.

Hay que tener en cuenta que la tarjeta puede ser recargada en cualquier momento y de forma instantánea por lo que ante cualquier urgencia siempre se podrá usar de forma segura.

De igual forma, tu tarjeta Viabuy te acompañará a todos tus viajes, con la ventaja de poder predeterminar un presupuesto por adelantado y no excederse cuando estamos fuera. Por supuesto, podrás ir adaptándola a las necesidades ya que podrás recargarla desde cualquier parte del mundo teniendo internet mediante transferencias bancarias SEPA.

Con esta tarjeta, podrás alquilar un coche, contratar un viaje o planear el viaje de tu vida de la forma más segura que jamás habías imaginado. La tarjeta Viabuy tiene la apariencia de una tarjeta de crédito habitual, con un grabado en relieve y un diseño exclusivo en negro o dorado, que la hace elegante y segura.

En caso de pérdida de la tarjeta, con sólo una llamada se bloqueará de forma inmediata y te enviarán una nueva a cualquier parte del mundo.

Por todas estas cualidades, nos encontramos sin duda ante una de las tarjetas más seguras del mercado. Algo que se cuida al detalle en la tarjeta Viabuy, con la que podrás pagar online sin poner en riesgo tu información personal ya que, como hemos comentado, no está vinculada ni con tu cuenta bancaria ni con ninguna otra tarjeta de crédito.

Todos tus datos personales y los detalles de tus demás datos financieros están protegidos ante cualquier robo de identidad. Esto significa también que no dejarás rastro alguno en tus movimientos, ya que no quedan registrados tus datos ni se envían recibos por correo postal sin tu consentimiento previo.

La forma de hacer esto es muy fácil y sencilla, solo tendrás que pedir una tarjeta secundaria para ocultar tu identidad y proteger toda tu información. De esta manera, tus datos serán totalmente anónimos.

Por último, la tarjeta Viabuy supone una nueva ventana para todos aquellos emprendedores y autónomos que necesitan la apertura de una nueva cuenta para su negocio y se encuentran con trabas por parte de su entidad bancaria.

Viabuy ofrece una alternativa rápida y a un coste asumible para todos ellos. Además, esta cuenta estará establecida en un país de la Unión Europea, por lo que no tendrán problema alguno a la hora de declarar sus impuestos año tras año.

Esta tarjeta ofrece además una ventaja para los empresarios que quieran ofrecer tarjetas secundarias a sus empleados, ya que tendrán un control absoluto del gasto mediante las recargas que supondrán el límite deseado para cada uno de ellos.

¿Y qué requisitos tiene?

Como ya hemos comentado a lo largo de este artículo, la tarjeta Viabuy es una tarjeta que pide muy pocos requisitos, ya que es de las pocas en el mercado que se puede obtener estando en listas de morosidad.

En resumen, la única documentación o requisitos que tendremos que tener para conseguir esta tarjeta es nuestra propia identificación, con la que comprobarán que somos mayores de edad y residimos en España.

Por lo demás, no es necesario cumplir ningún otro requisito.

Si necesitas una tarjeta para un hijo menor de edad, existe la posibilidad de ofrecerle una tarjeta adicional a la nuestra. Con Viabuy, tendrás la total seguridad de que no existirá un mal uso por parte del menor ya que en todo momento recargaremos en la tarjeta prepago a su nombre la cantidad que queramos ponerle como límite.

Por lo tanto, se convierte también en la mejor opción para un viaje escolar o para las primeras salidas nocturnas. Así, nuestro hijo no tendrá que llevar dinero en efectivo (no más del necesario) y podrá realizar sus pagos con total seguridad, sabiendo que cuenta con una de las tarjetas más seguras del mundo. Podemos pedir una tarjeta adicional y tenerla en casa en menos de 24 horas.

Estas tarjetas complementarias pueden ser usadas por los adolescentes como medio de pago en las plataformas electrónicas que más usan como iTunes, Xbox Live o Play Station Network.

¿Es la tarjeta Viabuy una de las mejores tarjetas que podemos encontrar en el mercado?

Como has podido comprobar, si lo más importante para nosotros es la seguridad y el anonimato cuando realizamos nuestros pagos, sin duda nos encontramos ante una de las mejores opciones.

Con una tarjeta secundaria podremos pagar con el nombre de titular que queramos, evitando de esta forma que salga a la luz nuestra auténtica identidad.

Por último, para todas aquellas personas que necesitan una tarjeta, pero no pueden conseguirla por estar en listados de morosidad, la tarjeta Viabuy es también una de las mejores alternativas.

Esta tarjeta de prepago cuenta con todas las garantías de una marca como Mastercard, lo que implica que podremos realizar compras de manera segura en cualquier entorno virtual o físico, pero además nos da la opción de poner un límite en todo momento ya que cada vez que hacemos una recarga elegimos cuánto dinero queremos gastar.

Por todos estos factores, podemos decir sin temor a equivocarnos, que la tarjeta Viabuy es una de las mejores tarjetas del mercado para todos estos casos de personas que se encuentran en listados de impagados.