Tarjeta Obsidiana: Nuesto análisis y opinión 2019!

Estás valorando la posibilidad de adquirir una tarjeta Obsidiana? En ese caso, te conviene echar un vistazo al análisis que hemos hecho. Te contamos todo lo que debes saber sobre ella para que puedas decidir de forma inteligente si te interesa o no. ¡Vamos allá!

¿Cómo funciona la tarjeta de crédito Obsidiana?

Las tarjetas de crédito son una solución que las entidades ofrecen a sus clientes para que puedan afrontar imprevistos. Se trata de una especie de financiación a corto plazo, de modo que el usuario puede gastar hasta una cierta cantidad de dinero.

Se trata de una alternativa para que la persona que no disponga de dinero en efectivo en su cuenta corriente pueda hacer sus compras y pagar. Dicho dinero será devuelto a la entidad dentro de un plazo estipulado en un contrato con ella.

En la mayoría de los casos, este dinero se devuelve mensualmente. No obstante, existen compañías que ofrecen más flexibilidad a sus clientes para que puedan modificar los plazos de devolución y adaptarlos a su situación.

El objetivo principal de las tarjetas de crédito es otorgar un respiro económico en el día a día al cliente, de forma que pueda hacer frente ante un gasto imprevisto. Su ventaja, por lo tanto, es la tranquilidad que aporta a su propietario.

Eso sí, hay que devolver el dinero en el plazo acordado con el banco. En caso de que no sea así, este aplicará unos intereses bastante altos. Las entidades se aseguran así de que esa financiación les es devuelta.

¿Qué características tiene la tarjeta grátuita Obsidiana?

Las tendencias de consumo han cambiado mucho con el comercio online. La ingente cantidad de información que hay disponible a través de la red ha dado como resultado a un usuario más informado y exigente, que sabe lo que quiere y lo que busca.

En este escenario surgen las tarjetas de crédito online. Estas se caracterizan porque son emitidas por los bancos a través de internet y de forma gratuita. Es decir, la mayoría de ellas no establecen comisiones anuales por su mantenimiento.

Esta es una diferencia fundamental con las tarjetas de crédito de la banca tradicional, que exigen normalmente al cliente unas comisiones bastante elevadas. Por esto mismo, las tarjetas de crédito online han apostado por esta ventaja competitiva, ofreciendo un producto libre de este tipo de cargas.

Asimismo, la mayoría de las gestiones relacionadas con este tipo de tarjeta se realizan a través de internet o por teléfono. Esto permite que cualquier trámite se pueda resolver de forma más ágil y rápida, sin necesidad de desplazarse a una sede física.

La flexibilidad es otra de las características de las tarjetas de crédito online. Estas establecen unos plazos bastante cómodos para pagar, algo que los usuarios valoran especialmente respecto a otras alternativas.

La seguridad es otro de los puntos fuertes de este tipo de tarjetas, que están pensadas para que puedan ser utilizadas en internet con total confianza. Así, suelen contar con unos sistemas antifraude bastante sofisticados para que así el usuario tenga siempre su dinero a salvo.

Muchas de ellas ofrecen además algunas ventajas adicionales asociadas a su contratación, tales como seguros o ventajas exclusivas para los clientes. Por todas estas razones, las tarjetas de crédito online y gratuitas han logrado hacerse un hueco en el mercado financiero y cada vez son más las personas que se deciden a contratar una de ellas.

¿Es Bankinter una entidad de fiar?

Si te estás preguntando si Bankinter es una entidad de fiar y, por lo tanto, lo son también sus productos, vamos a darte la respuesta que buscas. Seguro que tras leer esto, no te queda la menor duda al respecto.

Pues bien, Bankinter es una de las compañías con mayor recorrido del sector financiero de nuestro país. Cuenta con más de 50 años de trayectoria, lo cual hace que sea una entidad completamente consolidada.

Uno de los aspectos por los que siempre ha destacado esta entidad es por ofrecer productos financieros bastante novedosos. Desde sus inicios, y sobre todo en los últimos años, han apostado por la innovación.

Prueba de ello es la tarjeta Obsidiana, ahora llamada tarjeta Bankintercard Oro, creada por esta compañía. El objetivo de la misma es y siempre ha sido ofrecer un producto ventajoso para cubrir las necesidades de sus clientes en cuanto a la financiación de sus compras.

Por lo tanto, podemos decir que sí: Bankinter es una entidad de fiar. Así lo demuestran su amplia experiencia en el mercado financiero y el tipo de productos que suele ofrecer a sus clientes.

También lo son las múltiples ventajas que ofrecen a través de la propia tarjeta Obsidiana, una de las más populares en el ámbito de las tarjetas de crédito. Esta cuenta con importantes beneficios respecto a otros productos similares que existen en el mercado.

Es, además, una de las entidades que más ha apostado por la seguridad en internet. De hecho, se autodenominan banca online, por lo que este ámbito ha sido uno de los que más han reforzado en los últimos años.

Bankinter se ha caracterizado habitualmente, además, por ofrecer una gran flexibilidad a sus clientes. Esto es visible en las características de sus productos, entre ellos la tarjeta Obsidiana, una de las que más comodidades ofrece a los usuarios a la hora de pagar.

Destaca, por ejemplo, la opción de elegir entre varias modalidades de pago, una posibilidad que permite que el usuario pueda ajustar las cuotas y la frecuencia de pago a su propia situación económica.

Ofrece además una alternativa de aplazamiento de pagos. Esto hace que las personas que lo contraten puedan tener un respiro en el caso de que tengan algún imprevisto y no puedan hacer frente al pago de la tarjeta de crédito.

Otro aspecto positivo de Bankinter es que, al ser una entidad financiera consolidada, cuenta con acuerdos con numerosos comercios. Esto supone una gran ventaja para el cliente de la entidad, ya que le permite incluso aplazar pagos en dichos comercios.

Esto es algo que solo puede hacerse cuando eres cliente de una entidad de la trayectoria y solidez de Bankinter. No todas las entidades pueden ofrecer unos beneficios de este tipo, sobre todo aquellas que están empezando en el sector financiero.

Por todas estas razones, podemos concluir que Bankinter es una entidad de fiar y que, por lo tanto, también lo son los productos que ofrece, como es el caso de la tarjeta obsidiana, ahora llamada Bankinter Card Oro.

¿Se puede obtener una tarjeta de crédito sin cambiar de banco? Con Obsidiana, ¡SÍ!

La tarjeta Obsidiana ofrece múltiples ventajas respecto a otras similares que existen en el mercado. Una de las más valoradas por los usuarios es precisamente esta, que permite que se pueda solicitar una tarjeta de crédito sin cambiar de banco.

De este modo, el usuario puede disponer de una vía complementaria para financiar sus compras sin tener que gestionar papeleos con su banco. Así evitará tener que negociar condiciones tales como el cambio de domiciliación de la nómina y otras condiciones que muchos bancos suelen estipular para poder acceder a sus servicios.

En el caso de Obsidiana no es así. La persona interesada solo tiene que solicitar su tarjeta de crédito y puede contratarla sin abrir una nueva cuenta corriente. El pago de las cuotas establecidas se cargará directamente en la cuenta que elija, sin tener por qué contar con una nueva.

Esto hace que se trate de un producto sencillo y cómodo, al que el usuario puede acceder fácilmente. Es, por lo tanto, una alternativa para poder financiar las compras y hacer frente a imprevistos sin tener que cambiar la situación bancaria. Todo ello sin que suponga un coste extra al cliente, lo cual supone una ventaja aún más atractiva.

¿Por qué existen estas tarjetas de crédito de fácil aprobación?

Como decíamos al inicio, las tendencias de consumo han cambiado mucho en los últimos años. Los usuarios tienen acceso a la información de los distintos productos bancarios a un solo clic, de forma que pueden consultar fácilmente qué les ofrece cada uno de ellos.

En este sentido, las entidades bancarias han apostado por ajustar sus condiciones y facilitar el acceso a este tipo de tarjetas de crédito. Así dan respuesta también a los requerimientos de los propios clientes, que buscan que su banco de respuesta a sus necesidades.

Uno de los principales cambios que se han introducido con internet y el desarrollo del comercio online es que es mucho más fácil contratar y comprar cualquier producto. El usuario puede realizar cualquier tipo de compra sin necesidad de moverse de casa.

Esto se ha extrapolado también al ámbito financiero. En la actualidad, una persona puede acceder a la contratación de una tarjeta de crédito desde su smartphone. Puede acceder a la información, leer todo lo referente a las condiciones y, si le interesa, contratarla rápidamente.

Los bancos, por su parte, han agilizado mucho las gestiones asociadas a la contratación de sus productos financieros. El procedimiento ahora es más rápido y sencillo: el cliente solicita la tarjeta y envía la documentación pertinente.

La entidad recibe dicha información y, una vez comprueba que la persona tiene la solvencia suficiente como para hacer frente al pago de las modalidades correspondientes, procede a su aprobación. El usuario debe cumplir tener una situación económica que le permita afrontar los pagos de la tarjeta.

Así es como funcionan las tarjetas de rápida aprobación. Básicamente es el mismo procedimiento que con las tarjetas de crédito tradicionales, pero gracias a internet, hay una mayor eficiencia en el proceso que hace que la aprobación se pueda hacer en menos tiempo.

¿La tarjeta Obsidiana es una tarjeta de crédito con ASNEF?

La tarjeta Obsidiana tiene muchos beneficios para las personas que la contratan. Solicitarla es sencillo, pero evidentemente, la entidad establece unos requisitos mínimos para poder contratarla.

Uno de ellos es que el cliente no aparezca en ningún listado de morosidad del tipo de ASNEF. Es lo más común en estos casos, ya que las entidades financieras están prestando un dinero que les debe ser devuelto. Se trata de una de las limitaciones que, como es habitual, tiene la contratación de este tipo de tarjeta.

Por esta razón, un banco no suele prestar dinero a personas que estén en esta ni en otras listas. Es el caso de la tarjeta Obsidiana, al igual que el de otros productos similares emitidos por otras compañías.

Por lo tanto, para poder acceder a la tarjeta de crédito Obsidiana, la persona debe asegurarse de que no aparece en ninguna de estas listas. En el caso de que así sea, deberá solucionar este problema para poder solicitar una tarjeta y que la entidad se la apruebe.

Se trata, como comentábamos, de un procedimiento habitual de las entidades financieras. De ello depende también su propia solvencia, con lo cual es un plus añadido a la confianza que ofrecen a sus clientes.

¿Qué características tiene la tarjeta Obsidiana?

La tarjeta Obsidiana ha conseguido ofrecer unas ventajas que pocas entidades financieras pueden igualar. Las características de este producto hacen que sea una de las más atractivas para los consumidores, además de ser una de las tarjetas más demandadas por sus múltiples beneficios.

La primera de ellas es que puede ser solicitada sin necesidad de crear una cuenta bancaria asociada. Esto hace que la persona que esté interesada en la tarjeta de crédito Obsidiana pueda contratarla de forma fácil, sin tener que gestionar cambios con su banco ni renegociar condiciones.

La contratación por lo tanto es bastante sencilla, y también muy rápida. Puede ser solicitada a través de su página web rellenando un formulario y, en apenas unos días, se recibe en casa para ser activada y comenzar a utilizarla. ¡Así de fácil!

La ausencia de comisiones anuales es otro de los beneficios que ofrece la tarjeta Obsidiana. La eliminación de estas cargas es algo que aun muchos bancos se resisten a aplicar, mientras que está demostrado que es uno de los aspectos que más valoran los clientes.

En el caso de esta tarjeta de crédito, puede ser contratada sin pagar por ella y sin tener que pagar anualmente una cantidad de dinero por su mantenimiento. Por lo tanto, se trata de un plus añadido a las ventajas de la Obsidiana.

Más allá de esto, esta tarjeta ofrece muchos beneficios para sus clientes, tales como descuentos en comercios asociados. Esto permite que el usuario pueda aplazar el pago de sus compras, dándole una mayor flexibilidad. Asimismo, se devuelve un 5 por ciento de las compras aplazadas el primer año y un 3 por ciento a partir del segundo.

Asimismo, permite traspasar dinero de la tarjeta de crédito a la cuenta corriente en apenas 48 horas. Esto es muy útil para hacer frente, por ejemplo, a gastos importantes de productos domiciliados en la cuenta corriente, como el pago de seguros o de la hipoteca.

La flexibilidad es otra de las características de esta tarjeta de crédito. Así, permite a los usuarios que, en lugar de pagar a fin de mes, puedan elegir la compra que quieran y aplazarla con un tipo de interés muy competitivo.

Pero sin duda, uno de los aspectos más interesantes de la tarjeta Obsidiana es que cuenta con un plan de protección de pagos. Este incluye cobertura ante eventualidades como desempleo, incapacidad temporal, hospitalización o fallecimiento. ¿Se puede pedir más?

También incluye seguros de asistencia para los viajes. De este modo, el cliente que pague con la tarjeta de crédito, tendrá asociado de forma directa un seguro gratuito de asistencia y accidentes de hasta 500.000 euros. Esto es algo que pocas entidades pueden ofrecer y que, sin duda, supone una enorme ventaja respecto a otros productos similares.

Por último, la tarjeta Obsidiana incluye métodos de facilidad de pago que son muy prácticos para el usuario. Por ejemplo, es posible pagar a través del teléfono móvil, ya que han adaptado su sistema a las principales plataformas de pago móvil.

¿Y qué requisitos tiene?

La tarjeta de crédito Obsidiana tiene una serie de condiciones y requisitos que hay que cumplir para que pueda ser solicitada. Esta es la tónica habitual, ya que se trata de un préstamo que el banco realiza y tiene que asegurarse de que le será devuelto.

Una de ellas es que la línea de crédito es de hasta 5.000 euros. Es un límite bastante amplio, pero como es normal, debe haber unas limitaciones en cuanto a la cantidad de dinero al que se puede acceder para realizar las compras.

La forma de pago es la siguiente: la tarjeta se emite con un pago aplazado. De este modo, la mensualidad es del 2,5 por ciento del saldo dispuesto, con un importe mínimo del 18 por ciento. No obstante, este importe solo es aplicable para la modalidad de pago aplazado.

Lo bueno es que la forma de pago se puede cambiar en cualquier momento mediante una llamada telefónica. De este modo, el cliente puede modificar el porcentaje o la cantidad fija que tiene que pagar.

Respecto al tipo de interés en pago aplazado es el siguiente: Nominal Anual 24,00 por ciento (26,82 por ciento TAE), y para disposiciones y traspasos de efectivo, N Anual 24,00 por ciento (26,82 por ciento TAE).

También ofrece unos beneficios adicionales a sus clientes que son destacables. Es el caso de la devolución del 5 por ciento de cada compra que se realice en cualquier establecimiento en forma de pago aplazado con la tarjeta de crédito.

Esto es aplicable durante un año desde que se dé de alta la tarjeta. Una vez pase ese primer año desde el alta de la devolución, la devolución es de un 3 por ciento de cada compra efectuada en forma de pago aplazado.

Eso sí, todo ello está sujeto al cumplimiento de las condiciones y pactos que conlleva la contratación de la tarjeta de crédito. Aun así, se trata de unas condiciones muy ventajosas y que suponen un atractivo importante.

Más allá de esto, hay que ser mayor de edad para poder contratar esta tarjeta, como es normal. También es necesario cumplir unos estándares y tener unos ingresos recurrentes que se puedan demostrar y acreditar a través de documentación.

Esto es muy importante, ya que sería una irresponsabilidad ofrecer una tarjeta de crédito a una persona que no dispone de los medios suficientes para poder afrontar los pagos. Por lo tanto, es necesario contar con una solvencia demostrable a través de nómina o ingresos recurrentes.

Como se puede ver, los requisitos no son demasiado exigentes. Se trata de unas condiciones que entran dentro de la normalidad en la contratación de este tipo de producto, así que no es nada que no se pueda asumir.

A cambio se pueden disfrutar de muchos beneficios, como son el seguro de asistencia en viajes y otro tipo de coberturas asociadas. Y por supuesto, la posibilidad de disponer de un crédito siempre y cuando se necesite para poder hacer frente a los gastos imprevistos y no vernos en una situación complicada.

¿Es la tarjeta Obsidiana una de las mejores tarjetas de crédito?

Después de ver todo lo que la tarjeta Obsidiana ofrece y de analizar otras propuestas de otras entidades financieras, podemos concluir que sí: se trata de una de las mejores tarjetas de crédito que existe actualmente en el mercado

A decir verdad, la tarjeta Obsidiana, impulsada por Bankinter, ha logrado dar respuesta a muchas de las necesidades de los clientes en materia de financiación a corto plazo. A las condiciones ventajosas que ofrece se suman otros beneficios alternativos de lo más interesantes.

Es el caso de los seguros asociados a la contratación de la tarjeta. Por ejemplo, es un plus muy importante que ofrezca un seguro de viaje si se paga con la tarjeta, y aún más que ofrezcan cobertura ante imprevistos que puedan afectar a la vida cotidiana de la persona, tales como un accidente laboral u otro suceso que le impida hacer su vida al ritmo habitual.

Otro beneficio es la rapidez y facilidad de acceso, algo que la diferencia de otros productos similares ofrecidos por la banca tradicional. Esto hace que los usuarios no tengan impedimentos en poder solicitar su tarjeta de la forma más sencilla y rápida.

Por supuesto, no hay que olvidar uno de los detalles más importantes. Y es que la tarjeta Obsidiana se puede asociar a una cuenta corriente ya existente. Así el cliente no tiene por qué abrir una nueva cuenta corriente asociada, ni a cambiar de banco.

Otra de las ventajas es la exención de comisiones anuales. Los usuarios evitan hacerse cargo de este tipo de costes, por lo que los bancos han apostado por eliminarlos. Así que no tener que pagar por el mantenimiento de la tarjeta es una importante ventaja.

También nos ha parecido muy interesante que ofrezca una flexibilidad tan amplia para pagar las cuotas. Pocas entidades permiten esto, y sin embargo para el cliente en un momento dado puede suponer un alivio a nivel económico.

Esta flexibilidad es reseñable, ya que se pueden contratar condiciones concretas en un momento dado que dejen de convenirnos por cualquier situación. De ser así, con una simple llamada telefónica, es posible cambiar estas condiciones iniciales para adaptarlas a una nueva situación del cliente.

No hay que olvidar que cuentan también con un sistema de seguridad bastante avanzado para proteger los pagos online. De este modo, se evita que se haga un uso fraudulento del dinero y el cliente puede operar con total seguridad a través de internet.

Por todo ello, creemos que es una de las mejores tarjetas de crédito que existe actualmente en el mercado. Así lo confirman también los miles de usuarios que han apostado y siguen apostando por esta alternativa, una de las preferidas de la red.

Así lo demuestran los comentarios consultados al respecto y las valoraciones que los usuarios de la tarjeta Obsidiana han dejado sobre este producto. La mayoría afirma haber tenido y tener una experiencia satisfactoria con ella. Por lo tanto, confirmamos que es una de las mejores alternativas que existe en la actualidad.

 

Como puedes ver, la tarjeta Obsidiana es una muy buena tarjeta de crédito. Esperamos que esta información te haya resultado útil y que le saques el máximo partido a esta tarjeta. Y, por supuesto, no te olvides de decirnos en los comentarios qué te parece a ti personalmente.