Tarjeta BankinterCard: Análisis y Opiniones 2019!

¿Estás buscando una buena tarjeta de crédito? En ese caso, la tarjeta BankinterCard puede ser tu mayor aliada. Hoy, te explicamos todo lo que debes saber sobre las tarjetas de crédito en general, y, en particular, analizamos la tarjeta BankinterCard… ¡Que es una de las mejores!

Existe mucha desinformación al respecto y es normal que, llegado un momento, puedas hacerte un lío a la hora de decidir cuál es la mejor tarjeta de crédito online para ti. Todas presentan características diferentes, aunque pueden llegar a tener muchas cosas en común.

Pero, como muchas otras cuestiones en la vida, la diferencia la marcan los detalles, y por eso vamos a explicarte punto por punto qué particularidades tiene la tarjeta Bankinter con respecto a las demás disponibles entre la oferta bancaria digital. ¿Listo para tomar buena nota de lo que te contemos?

Para que nadie se pierda, vamos a comenzar por el principio, hablando de las tarjetas de crédito en general, para más tarde pasar a lo particular y describir las peculiaridades de las gratuitas que pueden ser operadas a través de Internet. Seguro que ya sabes que son un imprescindible hoy en día

Cuando ya tengas claro todo esto, entraremos de lleno en las tarjetas de crédito de Bankinter. Podrás descubrir cuántas hay, qué distingue a cada una de ellas, por qué son de fácil aprobación y los requisitos necesarios para solicitar una. ¿Preparado? Pues vamos allá, ¡no pierdas detalle!

¿Qué son exactamente las tarjetas de crédito?

Lo lógico es comenzar con una aclaración breve: las tarjetas de crédito son un producto financiero. Pero para comprender bien en qué consiste, quizás debamos comenzar contando un poco acerca de su historia. ¿De dónde viene? ¿Cómo se comenzó a utilizar? ¿Cuándo se popularizó?

Bien, pues como no podía ser de otra forma, la tarjeta de crédito nació en el país más consumista del mundo, Estados Unidos. A principios del siglo XX, al director del Chase Manhattan Bank se le ocurrió usar tarjetas profesionales para cubrir las necesidades de financiación a sus clientes.

Más o menos por la misma época, más concretamente en 1914, Western Union emitió una tarjeta que permitía a sus clientes más selectos recibir un trato preferente y además acceder a una línea de crédito sin cargo. Siguiendo este ejemplo, varias empresas importantes comenzaron a repartir tarjetas de crédito entre sus clientes. Gasolineras, hoteles, compañías de comunicaciones…

Estas no podían ser utilizadas fuera de los establecimientos de la compañía emisora, así que en un principio solamente los hombres de negocios y los millonarios eran usuarios del sistema. No fue hasta 1949 que se creó la primera tarjeta de crédito tal y cómo las que conocemos hoy: la Diner’s Club. Un sistema personal y seguro de pago a crédito, válido en diferentes establecimientos.

Al ser una idea novedosa y totalmente desconocida hasta el momento, tomó algún tiempo en extenderse a las diferentes entidades bancarias, lo hizo a mitad de siglo, cuando el sistema se popularizó y se expandió a otros lugares alrededor del mundo.

Esto fue posible gracias a las sucursales de bancos estadounidenses que se establecieron fuera del país y también al uso de las tarjetas emitidas en EE.UU. que los propios ciudadanos estadounidenses reclamaron cuando viajaban al extranjero. Es decir, querían usarlas para pagar también fuera de sus fronteras. Así fue como en los años 60, el mundo ya conocía y usaba las tarjetas de crédito.

El modelo de negocio de este producto financiero consiste en una intermediación entre el establecimiento y el comprador, habitualmente cobrando una comisión por transacción al primero y otra de tipo anual al segundo por el servicio de préstamo de dinero y pago aplazado sin interés.

¿Qué características tienen la tarjetas de crédito Bankintercard?

Las tarjetas de crédito online tienen la particularidad de que pueden contratarse sin la necesidad de acudir a una oficina física a realizar todo el papeleo. Cómodamente y desde tu casa, puedes consultar los requisitos, y si los cumples todos, solicitar la tarjeta a golpe de click con tu ratón.

Al ahorrarnos los trámites presenciales, al mismo tiempo estamos ahorrando tiempo y desplazamientos. Los tiempos de envío pueden variar, pero son de aproximadamente una semana y una vez recibida la tarjeta, se puede utilizar de la forma habitual en la financiación de compras.

Esta financiación puede llevarse a cabo de dos formas diferentes. La primera de ellas consiste en comprar a crédito y disponer de un dinero que en ese momento no tenemos, para pagarlo sin abonar intereses al mes siguiente. Se trata de un método cómodo y económico, ya que no genera más cargos extra, que te permite disponer de dinero que no tienes. Una especie de adelanto.

La segunda forma, es dividiendo el importe de la deuda en plazos, sumarle la parte proporcional de intereses e ir cumpliendo con los pagos mes tras mes. Esto nos permite afrontar un gasto de una cantidad considerable e ir reembolsando el dinero empleado poco a poco.

¿Cuál de las dos elegir? Pues eso dependerá única y exclusivamente de tu situación personal. ¿Necesitas de forma urgente hacer frente a un pago y sabes que tendrás el dinero disponible con tu próxima nómina mensual? ¿El total es considerable y requerirás disponer de algún tiempo para devolver la suma? Hazte estas preguntas y sabrás al momento cuál de las dos opciones es para ti.

Como ves, más allá de la contratación online, las diferencias con las tarjetas de crédito tradicionales son básicamente inexistentes. Tendrás tu plástico físico que te llegará a casa en unos pocos días y podrás hacer un uso normal.

La entidad financiera en la que hayas confiado podrá atenderte tanto en sus oficinas de forma presencial como a través de un soporte virtual, a menudo formado por chats de atención al cliente, centralitas telefónicas o correo electrónico. Si no quieres, nunca tendrás por qué pisar una oficina.

Gratis es una palabra que a todos nos encanta y comprendemos muy bien. Pero detrás de toda esta supuesta gratuidad, muchas veces suelen haber comisiones, gastos y otro tipo de cargos que no siempre se especifican correctamente a la hora de presentar una oferta a los usuarios.

Nuestra recomendación para evitar sorpresas desagradables es que te informes adecuadamente antes de dar el paso de solicitar una tarjeta de crédito. Este consejo es válido tanto para la modalidad online de solicitud como para la presencial. ¡Contacta con un asesor y resuelve todas tus dudas!

¿Cuántos tipos de tarjetas ofrece Bankinter?

Bankinter ofrece 12 tipos de tarjetas online gratuitas. Uno para cada estilo de vida. En su web puedes verlas todas y seguramente vas a encontrar la tuya, pero para ayudarte hemos preparado un pequeño resumen.

Bankintercard Patinum, para los amantes de los grandes almacenes que realizan todas sus compras en un mismo lugar. El usuario puede elegir la cuota mensual que más le convenga y disfrutar de una devolución del 7% en todas las compras realizadas en grandes almacenes. ¡Genial!, ¿no te parece?

Sin embargo, si eres de los que prefieren buscar y encontrar en cualquier lugar y aun así seguir disfrutando de las ventajas de una tarjeta que te devuelve el 5% el primer año y el 3% los siguientes en todas tus compras aplazadas, entonces la Bankintercard Oro es para ti.

Continuamos con la tarjeta Visa Air Europa SUMA. Además de disfrutar comprando y poder elegir la cuota mensual que más te convenga, podrás acumular millas. Más exactamente, 10 por cada euro gastado en compras en forma de pago aplazado en Air Europa, y 5 por cada euro gastado en el resto de tus compras en forma de pago aplazado. ¡Llévate 16000 millas de regalo con tu tercera compra!

Con la Visa Vodafone obtienes suculentos beneficios en el ahorro de tu recibo de teléfono con esta compañía. Más concretamente, te devuelven el 3% de cada compra con la tarjeta para ahorrar en la factura en la modalidad de pago aplazado. ¿Y con el pago a fin de mes? Un ventajoso 0,5%.

La Visa Mi BP es una tarjeta con muchas utilidades. Por un lado, tenemos las compras aplazadas: 12% en carburante de gasolineras BP y 3% en el resto de las compras. Y, por el otro, en los pagos a fin de mes: 9% en combustible BP y 0,3% en el resto de las compras.

¿Te gusta mucho viajar? Entonces con la Visa Pullmantur lo vas a tener muy fácil. ¿Cómo? Pagando cómodamente tus cruceros con condiciones exclusivas: un 6% de devolución en pago aplazado y un 1´5% en pago a fin de mes. ¿Y el resto de las compras? Pues un 3% y un 0,3%, respectivamente.

Con la Bankintercard de Línea Directa, recibirás el 3% de todas las compras aplazadas para la renovación de la póliza de tu seguro. Además, por si esto fuera poco, también contarás con todas las ventajas del programa SUMA en Línea. Como siempre, sin ninguna cuota anual.

¿Tienes un Renault? Pues entonces esta es sin lugar a dudas tu tarjeta: la Visa Renault te devuelve varios porcentajes en pagos aplazados: 6% en gasolineras, 9% en talleres oficiales de la casa Renault y 3% en compras de cualquier tipo en cualquier establecimiento. ¡Sea cual sea tu banco!

Y seguimos con las tarjetas automovilísticas. La Visa Nissan te permitirá disfrutar de una devolución del 3% en tus compras fuera del taller, un 9% en las de los talleres oficiales y un 6% en gasolineras. Siempre en pagos aplazados. Organiza tus compras eligiendo la cuota mensual que prefieras

La tarjeta Groupon te devuelve parte de tus compras en forma de crédito en la plataforma del mismo nombre. Disfruta del 5% en tus compras aplazadas en Groupon, y del 3% de cada compra aplazada en el resto de los establecimientos. ¡Tu tarjeta si te gusta disfrutar de las mejores experiencias!

La tarjeta Visa Dacia está pensada para aquellos propietarios de un vehículo de esta marca que quieran ahorrar con la devolución de 9% de las compras aplazadas en talleres oficiales. Aparte, también obtendrán el 6% de los pagos en gasolineras y el 3% de los pagos en cualquier otro lugar.

Por último, la tarjeta BinterMás Platinum funciona de forma muy simple, sin complicaciones. Tan solo debes tener en cuenta que por cada 3€ de compra, obtendrás 1 punto BinterMás para canjear en reservas de hoteles o vuelos. ¿Tienes ya lista la maleta? ¡A qué esperas!

¿Por qué existen estas tarjetas de crédito de fácil aprobación con Bankinter?

Porque las entidades que las emiten tratan de facilitar al máximo la experiencia del usuario. Por eso, los requisitos son muy pocos, y en algunos casos, ninguno. Para solicitar este tipo de tarjetas tan solo es necesario rellenar un sencillo formulario inicial y aportar una imagen del DNI.

Además, como es lógico, también se pide un número de cuenta bancaria para domiciliar los pagos de la tarjeta. Toda esta información pasa inmediatamente al departamento de riesgo, que evalúa rápidamente si la tarjeta que requiere el solicitante puede ser emitida a su nombre o se le puede ofrecer algún otro tipo de producto financiero más adecuado a sus circunstancias.

Debido a la feroz competencia en el mercado financiero por conseguir clientes, cada vez el estudio de solvencia previo se reduce más, y, por lo tanto, también los obstáculos y requisitos. Actualmente, la respuesta por parte de la entidad es casi inmediata y ya no debemos esperar como antes.

De esta forma, se evita el fatídico papeleo y la pérdida de tiempo que implica el proceso de solicitud habitual. No se incomoda al solicitante pidiéndole documentación extra ni obligándole a esperar por una decisión que parece que nunca llega.

Otra de las ventajas que suele llevar asociada la fácil aprobación es la gratuidad, es decir, nos libramos de las molestas cuotas de emisión y de las muy temidas comisiones de mantenimiento. Rápido y gratis, ¿qué más se puede pedir?

¿La tarjeta BankinterCard es una tarjeta de crédito con ASNEF?

Antes que contestar a esto deberíamos aclarar lo que es una tarjeta de crédito con ASNEF, incluso, es más, directamente qué es ASNEF y porque es importante. Bien, ASNEF son las siglas de Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito.

¿Qué significa este nombre tan largo y confuso? Pues que se trata de una asociación de empresas españolas de todo tipo que tienen consideración de establecimientos financieros de crédito, es decir, que ofertan y conceden créditos al consumo, pero no pueden recibir depósitos del público.

Es posible que te suene su nombre porque es principalmente conocida por su registro de morosos, que al mismo tiempo es también el más grande y completo de España, llamado fichero ASNEF. Dicho registro contiene información acerca de todas las personas que han contraído una deuda con alguno de los socios, y no la han pagado.

¿Qué sucede entonces cuando una de las personas que figura en el fichero solicita un crédito o préstamo? Lo habitual es que las empresas asociadas comprueben dicho archivo y denieguen la solicitud automáticamente.

Existen unos requisitos para la inclusión en el fichero que deben ser respetados por parte de la empresa gestora del mismo (la estadounidense Equifax, desde 1994). Estas condiciones son una deuda cierta y exigible con un máximo de 6 años y que se le requiera previamente la deuda por parte del acreedor y posteriormente sea notificado por parte de ASNEF.

La tarjeta de Bankintercard SÍ tiene en cuenta la lista de ASNEF. Esto significa que puedes hacer tu solicitud, aunque aparezcas en el fichero, pero seguramente se te denegará por esta causa. Si no estás seguro de si figuras o no en la lista, tienes derecho a consultarlo, según la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal.

¿Qué características generales tienen las tarjetas BankinterCard?

Ya hemos visto anteriormente que existen ni más ni menos que 12 tipos diferentes de tarjetas Bankintercard, una para cada estilo de vida. Seguro que, echando un vistazo, puedes dar con la tuya. Pero ¿qué es lo que todas ellas tienen en común? Te hablamos de sus características generales.

Empezamos contándote que puedes traspasar dinero desde el saldo de tu tarjeta de crédito a tu cuenta corriente. De esta manera, tendrás disponible el efectivo en un plazo no superior a las 48 horas. No te quedes nunca en números rojos con esta práctica función. ¡Una función súper útil!

Pongamos que durante el mes has realizado una gran compra. Por ejemplo, has pagado un televisor nuevo. Bien, pues esta adquisición no tienes por qué liquidarla a final de mes, puedes aplazarla con un tipo de interés muy competitivo. Tú eliges de qué se trata, siempre vas a tener esta opción.

¿No sueles pagar los viajes con tu tarjeta de crédito? Pues ya es hora de empezar a hacerlo, ya que obtendrás automáticamente un seguro gratuito de asistencia y accidentes con una cobertura de hasta 500 000€. ¡Cúbrete las espaldas usando tu Bankintercard!

Es probable que en casa seáis dos, es decir, tu pareja y tú. O quién tú quieras, eso lo decides por ti mismo. Solicita otra tarjeta exactamente igual a la tuya, con las mismas condiciones de uso y ventajas. Y lo mejor de todo, completamente de forma gratuita, no pagues ni un céntimo de más.

A veces en la vida suceden imprevistos e infortunios que lamentablemente no podemos prever o evitar. Para esas ocasiones, adquiere protección de pagos. No permitas que el desempleo, una enfermedad, incapacidad temporal, hospitalización o fallecimiento te dejen al descubierto.

¿Estás al tanto de lo último en tecnología aplicada a tarjetas de crédito? Es posible que ya hayas oído hablar del contactless, la forma más rápida, cómoda y segura de pagar. Simplemente acerca el plástico al terminal de cobro y la transacción se realizará de forma automática. ¡El futuro está aquí!

Si todavía no tienes suficiente, toma nota de que todas las Bankintercard han sido adaptadas a las principales plataformas de pago móvil. Por un lado, Apple Play para los usuarios de los dispositivos de la misma marca. Por el otro, la aplicación Bankinter Wallet. Ambas disponibles en Google Play.

Como ves, todo son ventajas y más ventajas. Es probable que no hayas probado hasta ahora algunas de estas características, si es así, ahora es el momento de hacerlo y aprovecharte de todo lo bueno que tu tarjeta de crédito online y gratuita Bankinter puede ofrecerte.

¿Y qué requisitos tienen?

A estas alturas ya habrás comprendido de sobra que los requisitos son mínimos, no se trata de liarte con mil condiciones, sino de ponerte las cosas lo más sencillas posibles. De todas formas, vamos a explicarte brevemente qué formalidades particulares existen y debes tener en cuenta.

El límite de crédito es de hasta 5.000 €. No existe cuota anual para la tarjeta principal y ni para las adicionales. En cuanto a la forma de pago, la tarjeta se emite con pago aplazado, siendo la mensualidad del 2,5% del saldo dispuesto con un importe mínimo de 18€.

Este importe es aplicable sólo para esta modalidad de reembolso aplazado. Siempre se podrá cambiar la forma de pago eligiendo el porcentaje o cantidad fija a pagar, con una simple llamada telefónica. Cómo ves, todo son facilidades.

El tipo de interés en pago aplazado se divide en dos: el nominal anual 24,00% (26,82% TAE) y para disposiciones y traspasos de efectivo, nominal anual 24,00% (26,82% TAE). En cuanto a beneficios adicionales: devolución del 7% de cada compra efectuada en los siguientes establecimientos:

Alcampo, Carrefour, El Corte Inglés, Hipercor, Decathlon y Makro en forma de pago aplazado con tu tarjeta de crédito. En el resto de los establecimientos la devolución será del 1% de cada compra efectuada en forma de pago aplazado con tu tarjeta de crédito.

Para tener una Bankintercard no es necesario tener una cuenta en Bankinter. Puedes tener el banco que prefieras y permanecer en él, y, aun así, ser usuario de pleno derecho de una de estas tarjetas. Simplemente, indica un número de cuenta y se te domiciliarán los pagos como un recibo más.

¿Es la tarjeta BankinterCard una de las mejores tarjetas de crédito?

Con toda la información que te hemos dado, ha llegado el momento de que juzgues por ti mismo. Tarjetas de crédito hay muchas. Pero si reducimos la oferta a solamente aquellas que además se pueden solicitar y operar de forma completamente online y gratuita, ya nos quedamos con algunas menos. De entre ellas, ¿cuántas garantizan los mismos beneficios que las Bankitercards?

Las tarjetas de crédito son una herramienta de pago práctica y muy versátil para cualquier ciudadano y hoy en día son usadas millones de veces a lo largo de una jornada alrededor del mundo. Sin embargo, mucha gente se encuentra ante un verdadero dilema a la hora de solicitar una.

Esto es debido a la falta de claridad en la información, a la complejidad del proceso de solicitud y a las difíciles condiciones que algunos proveedores proponen. Este hecho ha limitado bastante su uso, sin embargo, como ya has podido comprobar, no se trata del caso de las Bankintercards. Estas tarjetas son, sin duda, de las mejores que hay en el mercado.

¿Y cómo consigo la tarjeta?

¿Ya te has decidido y no sabes qué hay que hacer para solicitar tu tarjeta? Primero, decide cuál de las doce tarjetas disponibles es la mejor para ti. Cada una se corresponde con un estilo de vida diferente. Encuentra el tuyo entre las opciones y elige la tarjeta asociada repleta de ventajas por disfrutar. Además, son flexibles y permiten elegir la forma de pago más adecuada en cada caso.

Segundo, rellena el formulario en la página de la tarjeta elegida. Te piden algunos datos muy sencillos como nombre completo, dirección y documento de identidad. De la misma manera, es necesario introducir información de contacto como el número de teléfono móvil y el e-mail.

Continúa adjuntando una imagen de tu DNI. No es necesario que sea escaneada, puedes hacerle una foto con el móvil y subir el archivo. Simplemente ten en cuenta que la imagen debe ser todo lo nítida posible y no estar cortada por ninguno de los lados. Trata de evitar el flash y usa luz natural.

Por último, indica en qué cuenta quieres domiciliar tu tarjeta. Ya te hemos explicado que no es necesario que cambies de banco. Da igual la entidad bancaria con la que trabajes habitualmente, solo tienes que facilitar la cuenta y listo, ya tienes tu tarjeta Bankinter asociada a ella.

Recuerda que, además, podrás traspasar dinero siempre que lo necesites, y en menos de dos días disponer de la cantidad que hayas ordenado. De esta forma nunca te quedarás sin saldo en la cuenta. Una forma rápida y práctica de tener tu dinero a mano siempre que lo necesites.

¿Todavía tienes dudas? No te preocupes, Bankintercard pone a tu servicio un teléfono gratuito donde agentes especializados en atención financiera al cliente pueden asesorarte y resolver todas las inquietudes que aun te puedan quedar. ¡Llama ya al 900 811 311 y habla con ellos!

Como puedes ver, la tarjeta BankinterCard es una de las mejores que hay en el mercado. Así que, si quieres sacarle el máximo partido a las posibilidades que te ofrece el sistema financiero, deberías hacerte con una ahora mismo.