Mini préstamos solo con DNI – Lista 2019

¿Solamente con un DNI? Sí, no necesitas nada más. ¿No te lo crees? Pues entonces necesitas leer este artículo para convencerte del todo. Tranquilo, ya sabemos que suena un poco extraño al principio, pero a medida que vayas avanzando en la lectura verás que es algo de lo más normal.

¿Qué es exactamente un mini préstamo solo con DNI?

Para empezar, te diremos que un mini préstamo es simplemente un préstamo de una cantidad reducida de dinero. Generalmente parten de los 300 € y tienen como límite los 1000 €. Por eso se llaman mini. Están pensados para situaciones en las que hace falta una pequeña liquidez extra.

Los mini préstamos solo con DNI son un tipo especial de préstamos, que aparte de ser pequeños, no necesitan de requisitos previos más allá de la presentación del documento nacional de identidad. Este documento identificativo es más que suficiente para optar a su concesión.

¿Cómo es posible? Bien, primero porque las entidades que conceden esta clase de préstamos pueden comprobar perfectamente quiénes somos con toda la información reflejada en este documento. Segundo porque no es necesario aportar ninguna otra clase de papeleo, solamente un sencillo formulario que encontrarás en su web y que a ellos les sirve para valorar la viabilidad.

Mini préstamos solo con DNI con ASNEF: ¿Existen?

Mucha gente no se anima a pedir mini préstamos porque saben que los préstamos convencionales no suelen nunca concederse si el prestatario se encuentra en alguno de los archivos de ASNEF. Como ya sabes, estar en este listado no es nada conveniente a la hora de solicitar financiación.

Prácticamente cualquier empresa puede comprobar si te encuentras en esta famosa lista de morosidad, y denegarte por ello tu solicitud. Sin embargo, no siempre es así. No debes perder la esperanza porque algunas de las compañías que ofrecen mini préstamos a sus clientes, permiten hacerlo solamente presentando el DNI y sin importar que el prestatario se encuentre en ASNEF.

A mayor riesgo… Mayor coste

Tienes que tener claro que casi todo son ventajas. Pero seamos racionales: pedir dinero prestado no es gratis. Conlleva unos costes asociados de los que tienes que ser consciente antes de lanzarte a rellenar tu solicitud. Esto es algo que tienes que hacer de forma responsable.

El tipo de interés, junto con otros posibles gastos asociados, constituye uno de estos costes de los que te hablamos. Será más alto cuanto menor sea tu nivel de solvencia económica, porque la entidad interpreta que está asumiendo un mayor riesgo al prestarte el dinero.

Por otro lado, si puedes demostrar una buena situación económica, tu tipo de interés será más bajo, ya que se supone que no tendrás problemas para hacer frente a la devolución del mini préstamo. Esto puede ir variando si te conviertes en un cliente asiduo a través de diversos programas de fidelidad que van determinando el nivel de confianza que la empresa tiene en ti.

¿Para qué personas están pensados los mini préstamos solo con DNI?

Los mini préstamos nunca están orientados al pago de otros préstamos o deudas de este tipo. Tampoco a la compra de productos considerados de “lujo”. Muy al contrario, se trata de un producto que puede ayudar a tu financiación puntual, por una situación de urgencia por la que estés pasando.

¿Cuáles pueden ser estas situaciones? Por ejemplo, el pago de una factura del dentista, la compra o el arreglo de material o herramientas de trabajo que se te hayan averiado o el pago de cualquier gasto inesperado con el que no contabas y que no puedes demorar de ninguna manera.

Es tú decisión cómo vas a utilizar el dinero. No tienes que dar explicaciones cuando lo solicites, pero por tu bien es necesario que pienses si realmente lo necesitas, y, sobre todo, si lo vas a poder devolver dentro del plazo en el que te has comprometido a hacerlo.

¿Debería contratar un mini préstamo solo con DNI para pagar deudas?

Como te hemos comentado justo unos párrafos más arriba, la respuesta es no, mientras esas deudas sean otros préstamos de dinero. Sería el pez que se muerde la cola: pedir prestado dinero para pagar un préstamo anterior no suele ser nunca una buena idea, ya que entras en un peligroso bucle.

Pongamos que esa deuda es una factura de gas. Si no la pagas inmediatamente te vas a quedar sin agua caliente y sin calefacción en casa, porque ya te ha llegado el aviso pertinente de corte de suministro. Ahora mismo no tienes el dinero, pero sabes que en unas semanas lo tendrás seguro.

En este caso puntual, esta deuda si puede ser pagada con la ayuda de un mini préstamo. Existe una regla general que puedes tener en consideración: siempre que se trate de un caso puntual y urgente, esta opción puede suponer una solución conveniente para ti.

¿Qué ventajas aportan los mini préstamos solo con DNI?

Muchas, muchísimas. Ya hemos explicado que también existe el compromiso de la devolución del mini préstamo, y que este punto debe ser sometido a tu exhaustiva valoración antes de realizar ninguna solicitud de la que más tarde te puedas arrepentir. Actúa siempre con cabeza.

Una vez dicho esto, las ventajas son variadas: no necesitas presentar complicada documentación que te llevaría días y muchas molestias reunir. El DNI todos lo llevamos a mano, generalmente en la cartera. Sácalo, hazle una buena foto y ya tienes todo lo que necesitas.

La respuesta la obtienes de una manera muy veloz, tanto o más que el tiempo que te puede llevar el proceso de solicitud, y además puedes hacer absolutamente todo el trámite a través de internet. ¿Tienes un dispositivo con el que conectarte? Pues no te va a hacer falta nada más.

¿Se pueden contratar mini préstamos solo con DNI a través de internet?

Evidentemente, la respuesta a esta pregunta es un rotundo sí. Nos hemos habituado a comprar, gestionar, informarnos y comunicarnos a través de internet. ¿Por qué no a pedir un mini crédito? Tu presencia física ya no es necesaria para acceder a este tipo de servicios.

Desde la comodidad de tu hogar, y 24 horas al día, sin importar si es de noche, fin de semana o festivo, puedes realizar tu solicitud. Asegúrate de tener a mano el DNI, tu cuenta bancaria y tu teléfono móvil. Son cosas que puedes tener al alcance de la mano muy fácilmente porque, con toda seguridad, las utilizas todos los días. Una vez que tengas todo preparado, conéctate desde tu dispositivo.

El trámite completo se hace online, desde el primer contacto con la web de la empresa prestadora del servicio, hasta la resolución final, que se te comunicará en un brevísimo plazo de tiempo. A través de la banca online puedes consultar el momento exacto en el que el dinero llega a tu cuenta.

¿Qué características tienen los mini préstamos solo con DNI?

Características hay muchas, y ya lo has podido ir viendo con toda la información que te hemos ido facilitando. Pero ¿cuál es la que en este caso consideramos más importante? Sin duda, lo más reseñable es que no necesitas nada más que tu DNI. Comodidad absoluta es lo que obtienes.

Después, no podemos dejar de mencionar la rapidez de todo el proceso, la facilidad de poderlo realizar de principio a fin a través de internet y también la solución rápida, segura y efectiva que supone recibir esos fondos que tanto necesitas en unas circunstancias dadas.

¿Qué condiciones y requerimientos suelen ponerse en los mini préstamos solo con DNI online?

Es muy importante que el DNI no esté caducado. Algunas personas piensan que esto no es tan importante como parece, pero están muy equivocados. Un DNI caducado no es considerado un documento identificativo legal en curso, por tanto, no es válido para certificar tu identidad.

Además, los solicitantes deben ser mayores de edad y ser residentes en España. Los extranjeros también pueden presentar la solicitud de un mini préstamo, solamente que en este caso el documento deberá ser un NIE vigente.

¿Cuál es el proceso para obtener un mini préstamo solo con DNI?

El proceso sorprende por su extremada sencillez. Vamos a explicarte paso a paso para que no te pierdas, sin embargo, debes saber que es casi imposible hacerlo, porque los pasos son pocos y además muy fáciles de seguir. Para empezar, conéctate a internet a través de una red segura.

Dirígete a la web de la compañía que hayas seleccionado para solicitar tu mini préstamo con DNI y elige la cantidad de dinero y el plazo en el que podrás hacer frente a la devolución. Rellena el formulario en el que te pedirán algunos datos personales y tu cuenta bancaria.

Después, adjunta la fotografía o escaneado de tu documento identificativo. No tardarás en recibir una respuesta en la dirección de correo electrónico que hayas facilitado. Si la contestación es afirmativa, ya solamente te queda esperar a que la transferencia se haga efectiva. ¡Eso es todo!

Como ves, esta es la guía para obtener un mini préstamo solo con DNI más completa de toda la red. Esperamos que te haya gustado y que te sea útil al negociar con tu entidad financiera.