Los mejores minicréditos al instante: La mejor guia 2019!

¿Estás pensando en contratar un mini crédito al instante? En ese caso, debes leer nuestra guía. Es la más completa de la red y te servirá para entender en profundidad cómo funcionan… Y así podrás evitar que te engañen. ¡Así que sigue leyendo!

¿Qué es exactamente un mini crédito al instante?

Como puedes suponer por el nombre del producto, un mini crédito al instante es un tipo de crédito que cuenta con dos características fundamentales (aunque hay otras más accesorias): Es de una cuantía modesta, y se concede al momento.

Este tipo de minicréditos, por sus características, resultan de gran utilidad a las personas que han tenido algún tipo de inconveniente momentáneo e imprevisto. No obstante, sobre para quién está pensado un crédito como este, hablaremos en mayor profundidad en el siguiente apartado.

Ahora, quizá, sea más recomendable mencionar cuál es el origen de estos mini créditos. Y es que, por extraño que parezca, la realidad es que estos mini créditos aparecieron por primera vez en los países en vías de desarrollo.

Este tipo de mini créditos de apenas 200 o 300 euros puede suponer la diferencia muy importante cuando hablamos de países donde 200 o 300€ es el salario de varios meses. A la persona que concede el préstamo, que suele ser extranjera, no le cuesta mucho, y quien lo recibe tiene una buena cantidad para realizar inversiones locales.

Hay que aclarar que esto, en el caso de los países occidentales, no funciona exactamente igual. Evidentemente, aquí, con 200 o 300€, no dispones de la capacidad de iniciar un pequeño negocio, por ejemplo (para lo que sí estaba pensado el mini crédito al instante en los países en vías de desarrollo).

Además, esos mini créditos para los países en vías de desarrollo tienen condiciones muy favorables para el deudor, porque el objetivo es ayudar al desarrollo y no hacer negocio. Esto, en el caso de los países occidentales, también es un tanto diferente.

Sin embargo, a pesar de esas diferencias, lo cierto es que los mini créditos siguen siendo una gran opción en multitud de casos, como podremos ver a continuación.

¿Para quién están pensados los mini créditos al instante?

Imagina que tu pareja y tú tenéis una situación razonablemente buena: Los dos trabajáis y, aunque los salarios no son muy altos, apretándoos un poco el cinturón podéis vivir holgadamente e incluso ahorrar un poco.

Supón que habéis podido ahorrar 1500€ a lo largo del tiempo. Sin embargo, se te avería el coche, el cual necesitas para ir a trabajar. El mecánico te dije que el coste de la reparación es de 2000€. ¿Qué puedes hacer?

Es en estos casos donde los mini créditos al instante son una gran solución. Esos 500€ que te faltan los puedes obtener a través del crédito, y, como es un crédito al instante, no tendrás que esperar. Puedes llamar al mecánico y decirle que lo arregle cuanto antes.

Así, en apenas un par de días, podrás seguir yendo a trabajar normalmente, puesto que el mecánico habrá podido arreglar el coche y tú habrás podido pagar la reparación. Y, como tenéis una situación económica razonablemente buena, devolver ese crédito no te costará apenas trabajo. Tan solo un pequeño ahorro en los meses siguientes.

Este es el tipo de casos para el que está pensado el mini crédito al instante. Pequeños problemas de liquidez ante imprevistos que necesitan solución urgente.

Sin embargo, los mini créditos no están pensados solamente para gastos de consumo. También pueden utilizarse para invertir con el objetivo de conseguir más dinero en los próximos meses, por ejemplo, mediante un pequeño negocio.

Imagina el mismo caso anterior, pero, en esta ocasión, tu pareja es muy buena con las manualidades e, incluso, vende algunas por internet. Y, por la razón que sea, se queda en paro. ¿Qué se puede hacer en esta situación?

Si está convencida de que su talento con las manualidades puede dar un interesante rendimiento económico, podría adquirir uno de estos mini créditos al instante para producir más de esas manualidades o incluso montar una tienda online profesional donde venderlas.

De esta forma, con el dinero que generase en los siguientes meses, podría devolver el crédito y, además, tener un ingreso con el que compensar el dinero que se ha dejado de ingresar al haber perdido el trabajo. Y, además, disponiendo de un pequeño negocio que tiene valor en sí mismo.

Son dos ejemplos en los que un mini crédito al instante puede ser muy interesante y dar buenos resultados. Lógicamente, todo esto debe hacerse teniendo unas cuentas saneadas. No deberías contratar un mini crédito (ni ningún otro tipo de crédito) si no tienes claro que vas a poder devolver el dinero.

¿Cuáles suelen ser las características de los mini créditos al instante?

Los mini créditos al instante tienen características comunes independientemente de la entidad financiera que los ofrezca. Luego, por supuesto, cada una pone algunas características extra. Sin embargo, las habituales y que todas comparten, son estas:

  1. Al momento: Como no podía ser de otro modo dado el nombre que tienen estos mini créditos, estamos hablando de mini créditos que se conceden al momento. En el mismo instante en que aprueben tu solicitud, se efectuará la transferencia.
  2. Pequeñas cuantías: Las cuantías de los mini créditos al instante rara vez superan los 1000€, y más habitualmente están limitados a 500€. Además, no es raro que las entidades financieras te limiten el primer crédito y, si cumples con la devolución, te ofrezcan un segundo crédito con una mayor cantidad.
  3. Intereses elevados: Puesto que estos mini créditos tienen una ratio de insolvencia razonablemente alto, las entidades financieras se ven obligadas a elevar los intereses para que el negocio, en términos agregados, les salga rentable.
  4. Devolución en poco tiempo: Como los minicréditos son de una cuantía razonablemente pequeña, lo habitual es que el plazo de devolución que te ofrecen sea también bajo. Mientras otro tipo de créditos se pueden devolver en varios años, los mini créditos al instante se devuelven en pocos meses.
  5. Penalización por impago elevada: Una forma que tienen estas entidades financieras de hacer que este negocio sea rentable es aplicar unas duras comisiones por incumplimiento de un pago. Sin embargo, si eres una persona solvente (como hemos dicho antes), no deberías preocuparte por esto.

¿Qué requerimientos tienen los mini créditos al instante?

Por otro lado, todas las entidades financieras ponen, también, requerimientos a las personas que van a pedir el crédito. De nuevo, cada entidad puede poner algunas propias, pero, en general, todas las entidades ponen las mismas, y son estas:

  1. Ser mayor de edad
  2. Residir en España
  3. Tener una cuenta bancaria española
  4. Tener un teléfono móvil español
  5. Demostrar algún ingreso
  6. En algunos casos, tener un aval o no figurar en la lista de ASNEF

¿Cuál es el proceso de obtención de un mini crédito al instante online?

Por último, hablemos del procedimiento de obtención de un mini crédito al instante online. Como verás, es muy sencillo, y, de nuevo, casi todas las entidades tienen procedimientos similares al que detallamos a continuación:

  1. Accede a la web y utiliza el simulador: En primer lugar, deberás acceder a la web de la entidad financiera con la que quieras contratar el mini crédito. Estas webs tienen un simulador en el que puedes indicar cuánto dinero necesitas y en cuántos meses quieres devolverlo. Así, podrás ver las condiciones asociadas al crédito según esas características.
  2. Rellena el formulario y envíalo: Una vez hayas visto las condiciones y estés conforme, en el siguiente paso podrás rellenar el formulario para solicitar el mini crédito. Tan solo tienes que introducir tus datos y pulsar en el botón de enviar para que el sistema lo evalúe.
  3. Aceptación o no: En los créditos mini al instante el proceso de aceptación suele ser automático. Esto significa que, en el mismo momento en que envíes el formulario, se te indicará si estás o no aprobado. No obstante, en ocasiones, puede ser necesaria una evaluación por una persona de forma manual. En estos casos, puede que la aprobación tarde unas horas.
  4. Envío del dinero: Tan pronto como se te acepte y se te apruebe el crédito, se efectuará la transferencia. Ten en cuenta que, aunque la transferencia se haga al momento, cabe la posibilidad de que tarde un par de días en llegar por el propio funcionamiento de las transferencias bancarias.

Por último, ten en cuenta que, en ocasiones (no siempre) pueden que te pidan cierta documentación. Por ejemplo, la foto de un recibo o la de tu DNI. Esto se puede hacer sin necesidad de escanear nada, con una foto hecha con el móvil es suficiente (y, a veces, algunas entidades ni siquiera piden estos documentos).

Como puedes ver, los mini créditos al instante pueden ser una gran idea para conseguir dinero rápido, pero tienes que ir con cuidado, porque una deuda siempre es una deuda. Esperamos que, con esta guía, todo te haya quedado más claro… ¡Y soluciones tus problemas de dinero cuanto antes!