Créditos online con ASNEF: Los mejores 2019

¿Estás buscando un crédito online con ASNEF? En ese caso, esta guía te interesa, porque te detallamos todo lo que tienes que tener en cuenta al respecto y te damos las claves para que consigas las mejores condiciones y que no te engañen. ¡Sigue leyendo!

¿Qué son exactamente los créditos con ASNEF?

Es poco frecuente, por no decir prácticamente imposible, que una entidad financiera tradicional (es decir, un banco de toda la vida) conceda créditos a personas que aparecen en registros de morosos como el de ASNEF. Así pues, para conseguir un crédito con ASNEF tendremos que recurrir casi con toda seguridad a entidades que operan en el ámbito online.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que un crédito y un préstamo son cosas parecidas, pero diferentes. Es muy usual que la gente mezcle los términos crédito y préstamo, incluso entre profesionales del sector financiero.

En un préstamo, la entidad que presta el dinero nos ingresa todo el dinero de golpe en nuestra cuenta corriente, mientras que en un crédito podemos acceder a la cantidad de dinero que nos han concedido poco a poco, e incluso puede darse el caso de que no la utilicemos por completo.

Así pues, un crédito es una cantidad de dinero que una entidad pone a nuestra disposición, con un límite previamente fijado. La persona a la que se le ha concedido el crédito puede ir disponiendo del dinero poco a poco, ya sea utilizando una cuenta corriente o a través de una tarjeta de crédito.

Que se conceda un crédito no implica que tenga que utilizarse todo hasta el límite, muchas veces sólo se utiliza una parte o incluso no llega a utilizarse nada.

Otra diferencia de los créditos respecto de los préstamos es que en el crédito sólo se pagan intereses sobre el dinero que hemos utilizado, no sobre el total que nos han concedido. No obstante, se suele cobrar una comisión fija por la mera concesión del crédito. Además, al contrario que los préstamos, es que los créditos pueden ampliarse y renovarse.

Una vez explicado qué es un crédito, vamos a pasar a ver qué es un crédito con ASNEF.

ASNEF, son las siglas de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito, que elabora un registro de morosos. Este registro suele ser utilizado por las entidades financieras con el fin de evaluar la solvencia de aquellas personas, físicas o jurídicas, que solicitan créditos o préstamos.

Cuando vamos a una entidad financiera tradicional a solicitar un crédito, al estudiar la concesión del mismo, es casi seguro que la entidad consultará el registro de morosos de ASNEF para ver si aparece nuestro nombre. De ser así, es muy difícil que nos concedan el crédito, pues casi seguro la operación será rechazada por el departamento de riesgos de la entidad.

Aquellas personas que aparecen en el registro de ASNEF no tienen por qué ser grandes morosos, es más, es relativamente sencillo aparecer en este registro. Basta con que dejemos de pagar un par de facturas de teléfono para que nos incluyan en ASNEF.

Dicho esto, si una empresa nos incluye en el fichero de ASNEF, tienen que notificárnoslo en el plazo máximo de 30 días. Una vez estamos incluidos en el registro, tenemos un plazo de 30 días para pagar y cancelar la deuda, siendo eliminados del fichero en 10 días, como máximo. Si no saldamos la deuda, nuestro nombre aparecerá en el registro de ASNEF durante 6 años, a no ser que paguemos la deuda y notifiquemos a ASNEF que la deuda ha sido cancelada.

Por lo tanto, un crédito con ASNEF, es un crédito que se concede a una persona que aparece en el registro de morosos de ASNEF.

¿Qué características tienen los créditos con ASNEF?

Como es evidente, son créditos que se conceden a personas que están incluidas en el registro de ASNEF. Aunque son créditos, y por lo tanto tienen la misma estructura y funcionamiento que cualquier otro crédito, tienen ciertas características que los hacen especiales:

Para empezar, son créditos que se conceden casi exclusivamente por empresas que operan por internet o por teléfono. Como ya hemos comentado, es muy difícil que nuestra entidad financiera habitual nos conceda un crédito si aparecemos en el registro de ASNEF.

Los límites de crédito que se conceden suelen ser inferiores a los que nos concederían si no apareciésemos en ASNEF. Suelen estar destinados a cubrir necesidades de liquidez repentinas e inesperadas.

En el caso de los créditos online con ASNEF, podemos disponer de forma rápida de toda la información sobre el crédito, ya que la tendremos disponible en la página web de la entidad que concede dicho crédito. Esto nos evita perder el tiempo yendo de sucursal en sucursal en busca de información sobre créditos.

Además, al contratar nuestro crédito con ASNEF online, podremos utilizar los simuladores que se ofrecen en las páginas web de las empresas para configurar nuestro crédito, de tal forma que podremos ver las condiciones del mismo de forma rápida y sencilla.

En caso de que el crédito sea concedido, podremos acceder al mismo en pocas horas, ya que los trámites de los créditos online suelen ser mucho más rápidos que los de los créditos que conceden las entidades tradicionales.

Al estar tramitados casi exclusivamente por empresas que operan por internet, los créditos con ASNEF se conceden sin tener que rellenar mucho papeleo. En general, suelen pedirnos en Documento Nacional de Identidad (DNI), el límite de crédito del que queremos disponer y el plazo del mismo. En algunos casos, también podrían pedirnos algún tipo de aval o garantía que permita cubrir el crédito en caso de que nosotros no lo hagamos.

En cuanto al límite del crédito, suele ser menor que el que se concede a personas que no aparecen en el registro de ASNEF. Es comprensible, ya que, para la entidad financiera, conceder un crédito a una persona que aparece en un registro de morosos conlleva un riesgo mayor.

En lo referente al plazo límite para devolver el crédito, normalmente podemos elegir entre un máximo y un mínimo, dependiendo de la entidad que lo conceda. Además, en ocasiones el crédito puede ser renovado o ampliado.

Por último, hemos de señalar que existen algunas empresas que nos conceden el crédito con ASNEF con la condición de que utilicemos el dinero para pagar las deudas que nos hacen aparecer en el registro de ASNEF. Así pues, si queremos solicitar el crédito con otro fin, nos denegarán la concesión de dicho crédito.

¿Qué requisitos suelen tener los créditos online con ASNEF?

Los requisitos básicos para que una entidad nos conceda un crédito online con ASNEF no difieren mucho de los que nos pediría cualquier entidad para concedernos un crédito normal:

En primer lugar, debemos tener más de 18 años, es decir, ser mayores de edad. Ocasionalmente, podemos encontrarnos con algunas entidades algo más exigentes en las que la edad mínima para poder solicitar el crédito es de 21 años, aunque no es lo más habitual.

Lo que sí es más usual es que exista una edad máxima para solicitar el crédito, que generalmente es de 65 años, aunque en determinadas entidades puede llegar incluso hasta los 70 años.

Como es lógico, a fin de poder identificarnos, será necesario tener el Documento Nacional de Identidad (DNI) sin caducar, ya que será necesario para poder realizar la correspondiente solicitud y tramitar el crédito. Podemos encontrarnos con algunas entidades que también conceden este tipo de créditos a personas extranjeras residentes en España, para las cuales será necesario que presenten el NIE.

Además, la mayoría de estas empresas que conceden créditos online con ASNEF nos exigirán que demostremos que somos residentes en España. Esto que puede parecer algo evidente, es muy necesario, ya que, al realizarse la contratación online, cualquier persona desde cualquier parte del mundo podría estar solicitando el crédito.

Naturalmente, necesitaremos una cuenta de corriente activa, o una tarjeta de crédito, de la que seamos titulares, ya que es la manera a través de la cual podremos ir disponiendo del crédito, así como ir devolviéndolo.

Generalmente deberemos poder demostrar que tenemos una fuente de ingresos recurrente, que nos permita devolver el dinero del que vayamos a ir disponiendo a través del crédito con ASNEF que nos han concedido. De hecho, en algunas ocasiones, podemos encontrarnos con entidades que sólo nos conceden el crédito si presentamos una nómina.

No obstante, también podemos encontrarnos con empresas que nos concedan el crédito si no somos perceptores de una nómina. Estas empresas suelen conceder créditos a jubilados, autónomos o incluso a desempleados siempre que puedan demostrar que tienen ingresos recurrentes.

En el caso de los jubilados deberán presentar su pensión, en el de los autónomos facturas que demuestren su nivel de ingresos y en el caso de los desempleados deberán presentar la prestación por desempleo o cualquier tipo de ayuda que estén percibiendo.

Por último, siempre nos van a solicitar que demos un número de teléfono móvil que esté activo y una dirección de correo electrónico válida, con el fin de poder contactar con nosotros.

¿Se pueden conseguir créditos con ASNEF online?

Sí, es posible conseguir créditos con ASNEF online. Es muy probable que únicamente podamos acceder a un crédito con ASNEF por internet, pues las entidades financieras que utilizamos habitualmente no suelen conceder este tipo de créditos con tanto riesgo.

Al contrario de lo que en un principio pueda parecer, solicitar un crédito con ASNEF por internet tiene varias ventajas. La principal, es que lo puedes conseguir desde el sofá, sin necesidad de salir de casa. A eso hay que sumarle que, desde internet, disponemos de acceso a un mayor abanico de entidades, pues hay un gran número de empresas que desarrollan una labor únicamente online o por teléfono, sin tener sucursales a pie de calle.

A esto hay que sumarle que los requisitos para acceder a los créditos que se conceden online son menos exigentes de los que piden las entidades financieras tradicionales, por lo que la probabilidad de que nos concedan el crédito es mayor. Y más si aparecemos en el registro de morosos de ASNEF, pues este hecho puede complicar la concesión del crédito.

Además, la solicitud y posterior concesión del crédito ASNEF es mucho más ágil, rápida y sencilla si la realizamos online, pues el estudio de la operación se realiza en el mismo instante y obtendremos respuesta instantánea o, a lo sumo, en unas pocas horas. Esto es impensable en una entidad tradicional, incluso para la concesión de créditos de personas que no aparecen en ASNEF.

Contratar créditos online con ASNEF también supone un considerable ahorro de tiempo, pues como dijimos anteriormente, no deberemos desplazarnos hasta la sucursal de la entidad financiera para rellenar y firmar el papeleo. Un papeleo que es mucho menor en las entidades que operan online.

Por último, aunque sí hay algunas entidades que supeditan la concesión del crédito con ASNEF a que el mismo se utilice para saldar las deudas pendientes y salir del ASNEF, generalmente las empresas dedicadas a la concesión de créditos con ASNEF por internet no suelen preguntarnos para qué queremos el dinero o cómo lo vamos a utilizar.

Esto, que puede parecer poco importante, puede hacer que una entidad financiera tradicional nos deniegue un crédito si considera que el gasto que vamos a realizar es superfluo.

¿Por qué alguien querría ofrecer créditos estando en una lista de morosos?

Esta es la pregunta que nos hacemos todos. Cómo puede ser que haya entidades que concedan créditos de alto riesgo sin pedir avales o garantías, e incluso concedan esos créditos a personas cuyos nombres aparecen en el registro de morosos como el de ASNEF.

Esta pregunta es aún más reveladora cuando vemos que las entidades financieras tradicionales nos piden todo tipo de documentación, garantías, etc. para ver si nos conceden un simple crédito.

Vamos a intentar explicarlo de una forma que sea entendible por todos.

La concesión de un crédito lleva asociado un riesgo para la entidad que lo concede, pues puede darse el caso de que la persona a la que se le concede el crédito no devuelva el dinero.

Además, para la entidad financiera la concesión de créditos es su negocio, por lo que quiere obtener una rentabilidad por el mismo. Por lo tanto, como todo el mundo sabe, a mayor riesgo, mayor beneficio esperado.

Las garantías, como pueden ser los avales, reducen el riesgo de la operación, ya que la entidad que concede el crédito tiene la seguridad de que, si el titular de la operación no devuelve el dinero en el plazo indicado, la garantía se activará y podrá recuperar su dinero. Por lo tanto, si la persona que pide el crédito presenta algún tipo de garantía, el tipo de interés del crédito será menor.

Pero hay empresas que no piden ningún tipo de garantía, algo que puede parecer bastante extraño, más aún en el caso de créditos de alto riesgo, como son los que se les conceden a personas que aparecen en registros de morosos.

¿Por qué conceden estos créditos las empresas? ¿Cuál es la clave? Esencialmente, lo que hacen estas entidades es cobrar unos elevados tipos de interés o conceder créditos de pequeñas cantidades.

Como cobran unos intereses más elevados que en los créditos sin ASNEF, compensan el riesgo de impago. Es más, en determinadas operaciones, las comisiones fijas que cobran estas entidades que conceden créditos a morosos son tan altos, que, aunque se produzca un impago, ya recuperan buena parte del dinero. E incluso podemos encontrarnos con operaciones sin impagos cuyos intereses compensen con creces el dinero perdido en los créditos fallidos.

No debemos olvidar que el negocio de estas entidades es prestar dinero y obtener un beneficio a cambio. Si perdiesen dinero habitualmente, tendrían que cerrar.

No todo el que está en ASNEF tiene una gran deuda

No obstante, hemos de tener en cuenta que, como dijimos anterior mente, no es difícil aparecer en el registro de ASNEF. Un recibo de la luz o teléfono impagados y ya podemos estar incluidos en el fichero de morosos de ASNEF.

Por lo tanto, puede darse el caso de que haya personas perfectamente solventes que por un pequeño problema puntual aparezcan en el registro de ASNEF. En estos casos, el riesgo de la operación para la entidad que nos concede el crédito no es mucho más elevado que si se lo concediera a una persona que no aparezca en el registro de ASNEF.

Así pues, no todos los créditos con ASNEF entrañan un riesgo elevado, por lo que estas entidades pueden cobrar un tipo de interés superior por el crédito, sabiendo que la operación no entraña un gran riesgo, obteniendo así una operación mucho más rentable, si no hay problemas con la devolución del crédito.

¿Es recomendable para mí un crédito para morosos?

A la hora de ver si un crédito con ASNEF es recomendable, o no, para nosotros, debemos analizar la situación de igual manera que se fuésemos a contratar un crédito sin que nuestro nombre apareciese en un registro de morosos.

En definitiva, estamos recurriendo a un crédito para morosos porque no podemos acceder a un crédito normal, por lo que no debemos actuar de manera distinta de si estuviésemos cuestionándonos sobre si deberíamos pedir un crédito al uso.

En primer lugar, debemos de tener claro que no es recomendable, bajo ninguna circunstancia, pedir un crédito si no tenemos la capacidad económica suficiente para devolver el dinero. Así pues, tenemos que evaluar nuestra situación económica para saber la capacidad de pago que tenemos, para así poder devolver el crédito. Esto nos hará saber qué cantidad de dinero máxima podemos pedir, evitando así endeudarnos más de lo que podamos soportar.

Un hecho que no debemos pasar por alto es que, como hemos comentado anteriormente, los créditos con ASNEF, o para morosos en general, suponen un mayor riesgo para la entidad que los concede.

Siendo así, estos créditos serán más caros, ya que tanto la comisión fija por la concesión del crédito, como el tipo de interés que nos cobren por el dinero utilizado, será mayor que el que cobren para un crédito sin ASNEF. Esto es comprensible, pues al aparecer en el registro de ASNEF, se considera que la solvencia de la persona que solicita el crédito es, en principio, cuestionable.

A pesar de que los créditos para morosos pueden ser más caros, esto no tiene que ser una desventaja por sí misma. Podemos considerarlo como un coste asumible por tener acceso a un crédito al que de otra forma no podríamos disponer.

Tal y como hemos comentado anteriormente, es tremendamente complicado que una entidad financiera tradicional, los bancos de toda la vida, nos concedan un crédito si nuestro nombre aparece en una lista de morosos como la de ASNEF.

Además, como para contratar este tipo de créditos tendremos que hacerlo mediante una entidad que opere en el ámbito de internet, tendremos un considerable ahorro de tiempo y papeleo a la hora de solicitar el crédito.

Por último, lo que siempre hay que hacer es realizar una búsqueda concienzuda de las diferentes alternativas de créditos con ASNEF que hay en el mercado y comparar entre ellas. En ningún caso, debemos quedarnos con el primero que encontremos. A la hora de comparar créditos, lo mejor para saber cuál es el más barato, es comparar la TAE (Tasa Anual Equivalente) que tiene el crédito, pues en ella están recogidos todos los costes del mismo. A menor TAE, menor coste.

¡Cuidado con los riesgos!

Como ya hemos señalado, estos créditos con ASNEF son considerados de alto riesgo para las entidades que los conceden. Pero el riesgo no es sólo para las entidades, también puede serlo para nosotros.

Los tipos de interés que se cobran en estos créditos para morosos, así como las comisiones fijas por concederlos, suelen ser elevados. Por ello, podemos encontrarnos con el caso de que tengamos que, entre lo que hemos utilizado del crédito y las comisiones e intereses que tenemos que pagar, debamos de devolver una cantidad de dinero mucho mayor de la que pensábamos, pudiendo tener problemas para devolver el dinero.

Además, si conseguimos que alguien nos avale, debemos tener claro que esta persona responderá con todos sus viene para salgar la deuda en el caso de que nosotros no lo hagamos. Por lo tanto, debemos ser cuidadosos y responsables a la hora de pedirle a alguien que nos avale, ya que podemos ocasionarle muchos problemas si nosotros no cumplimos.

¿Cómo puedo encontrar el mejor crédito estando en ASNEF?

Para que nos concedan un crédito apareciendo nuestro nombre en el registro de ASNEF, casi con toda seguridad deberemos recurrir a una entidad que conceda créditos online, pues muy difícil encontrar este tipo de productos entre los que ofertan las entidades financieras tradicionales.

Para encontrar créditos online con ASNEF basta con buscar en Google y al instante obtendremos una gran cantidad de páginas web que ofrecen este tipo de créditos.

En las webs de muchas de estas entidades tendremos a nuestra disposición simuladores donde podremos calcular el coste del crédito, pudiendo hacer diferentes simulaciones para ver cómo varía el coste del mismo en función del límite del que queremos disponer y el plazo.

Buscando créditos con ASNEF por internet también encontraremos gran cantidad de páginas de entidades que no son otra cosa que buscadores y comparadores de créditos de todo tipo, entre los que también encontramos los créditos con ASNEF. Estas páginas están destinadas a facilitar el proceso de búsqueda y comparación de créditos, pues en una sola página se recoge la información más relevante de este tipo de productos, de tal forma que podamos encontrar fácilmente el crédito que mejor se adapta a nuestras necesidades.

¿Vale la pena utilizar un buscador de créditos con ASNEF?

Los buscadores y comparadores de créditos son una herramienta tremendamente útil para encontrar los diferentes créditos con ASNEF que se ofertan las entidades financieras que se dedican a esta actividad.

Los comparadores son, en esencia, páginas web que se dedican a facilitarnos el proceso de búsqueda de créditos. Estas páginas recogen la información y características de los créditos que ofertan las diferentes entidades, para después presentarla toda junta en una sola página web. Esto hace que no tengamos que ir visitando las páginas de cada entidad para buscar los créditos, ya que además a decenas de ellas.

Otro punto a favor de los buscadores y comparadores de créditos con ASNEF es que muchas de estas páginas nos dan la oportunidad de filtrar los resultados, consiguiendo así que sólo nos aparezcan aquellos créditos que se adaptan a nuestras necesidades, o bien lo que cumplen los requisitos que nosotros demandamos.

Por último, quizá lo menos conocido, pero lo más importante de los comparadores, es que homogenizan la información. Es bastante usual que las entidades que ofrecen créditos por internet usan términos diferentes para referirse a lo mismo, o bien nos muestran la información de forma completamente distinta.

Los comparadores hacen un gran trabajo, pues cogen toda la información disponible y nos la facilitan en el mismo formato y con los mismos términos para todas las entidades, consiguiendo así que podamos comparar los diferentes créditos sin problemas.

¿Son siempre fiables estos comparadores de créditos con ASNEF?

Aunque, tal y como ya hemos comentado anteriormente, los comparadores tienen multitud de cosas buenas, los comparadores de créditos con ASNEF no son siempre cien por cien fiables, ya que pueden presentar información incompleta.

¿Cómo puede un comparador presentar información incompleta? Pues por diferentes razones, pero todas ellas relativamente sencillas.

La primera razón es que podamos encontrarnos con que el comparador sólo ofrece información de aquellas entidades que pagan por aparecer en él. En última instancia, hacer una página web que compare créditos con ASNEF tiene un coste y muchos de los desarrolladores cubren esos costes e incluso ganan dinero, cobrando a las empresas por aparecer en el comparador.

No obstante, los desarrolladores del comparador querrán que este sea lo mejor posible para obtener más visitas y así ganar más dinero por otras vías, como por ejemplo la publicidad, por lo que tampoco cobraran una gran cantidad de dinero a las entidades para aparecer en el comparador.

No debemos confiar demasiado en aquellos comparadores en los que aparezcan pocas alternativas para elegir crédito. Cuando menor sea el número de ofertas que aparecen en el comparador, menos probable es que estemos eligiendo la mejor opción de crédito con ASNEF.

Además, podemos encontrarnos con comparadores que estén desactualizados. La competencia entre las entidades que ofrecen créditos por internet es muy grande, por lo que las ofertas pueden variar con mucha frecuencia.

Así pues, una vez que hayamos encontrado el crédito que más se adapta a nuestras necesidades, es conveniente consultar directamente en la web de la entidad que lo concede, para asegurarnos de las condiciones del crédito son las mismas que aparecían en el comparador.

Por lo tanto, lo mejor es consultar varios comparadores, ya que, si nos quedamos con el primero que encontremos, puede darse el caso de que nos estemos perdiendo alguna oferta de crédito con ASNEFE que sea más barata o que se adapte mejor a nuestras necesidades.

¿Qué entidades de créditos con ASNEF son las más recomendables?

Lo primero que debemos de tener en cuenta es que no hay una entidad que ofrezca créditos con ASNEF que sea la mejor para todos nosotros. Cada persona tiene unas necesidades y unas circunstancias diferentes cuando acude a solicitar un crédito con ASNEF.

Así pues, tenemos que encontrar aquella entidad que nos conceda el crédito que más y mejor se adapte a nuestras necesidades. Lo que es bueno para mi vecino no tiene porqué ser bueno para mí.

Nuestro objetivo primordial es encontrar nuestro crédito, al menor coste posible y con las mayores facilidades pago que podamos obtener.

Al igual que cuando vamos a comprarnos un teléfono móvil o un ordenador, visitamos gran cantidad de tiendas o páginas web, cuando vamos a contratar un crédito con ASNEF tenemos que hacer exactamente lo mismo.

No hay otra forma de encontrar el crédito con ASNEF más recomendable para nosotros que buscando y comparando, dedicando el tiempo necesario, hasta que finalmente demos con el crédito con ASNEF que más se adapta a nosotros.

 

Como puedes ver, esta es la guía más completa a la hora de contratar un crédito con ASNEF. Nuestro objetivo con ella es que no te engañen y que consigas las mejores condiciones al contratarlo. ¡Esperamos haberlo conseguido!